IN FERNEM LAND

ISMAEL JORDI, Le Chanteur de Mexico


Algú pot dir que Le Chanteur de Mexico, a part de la quantitat de tenors d’aquest país que fan furor pels escenaris d’òpera del món, és Luis Mariano, el cantant espanyol que va estrenar aquesta comèdia musical de Francis Lopez a l’any 1951 i que el va llançar a la fama, però avui el veritable chanteur de Mexico és el tenor andalús Ismael Jordi, que ha trasbalsat al públic francès interpretant aquesta obra, en la reposició que es va fer en el Théâtre Châtelet de Paris, el mateix teatre on es va estrenar, al costat d’una hilarant i sorprenent Rossy de Palma, sota una inspirada direcció escènica d’Emilio Sagi, que actualitzant el infumable argument, aconsegueixen fer passar una estona memorable.

Le Chanteur de Mexico és una comèdia musical o una típica operette, que ha quedat com un clàssic, sobretot per les cançons que requeien en el divo Mariano (“Rossinyol”, “Acapulco”, “Maitechu”)  i entre elles “Mexico“, amb el seu mític sobreagut el falset en la repetició del segon Mexico de cada tornada, del que en feia una creació.

El millor de Jordi és que oblida que és un cantant d’òpera i amb la seva pinta fatxenda i la seva veu clara i lluminosa, encara que sense arribar a les cotes del seu creador, però sense el amanerament embafador d’aquell, en fa una versió pròpia i magnífica. El mèrit està precisament en això, sense imitar al basc, fer una nova versió, fresca, nova i moderna.

És clar que el treball de Sagi en aquesta proposta es decisiu i malgrat que no us puc oferir altres fragments, tan sols us puc dir que si teniu l’oportunitat de fer-vos en la copia que va emetre la televisió francesa no ho dubteu, passareu una estona magnífica.

*

  • Per veure un youtubre de la Rossy de Palma en el muntatge del Châtelet, premeu aquí

Altres Mexico’s:

13 comments

  1. pilar

    en esta miniatura de tú amigo Anfortas no tengo audio, pero ya que hablas de Mexico, aprovecho para mandarte recuerdos desde DF yo todavía no he oido a ningun mariachi por aquí ya te contaré si tengo la oportunidad. Esta ciudad es muy grande muy grande muy grande pero increible de interesante. Petons

    M'agrada

  2. Pilar, yo creo que cuando lo oigas y puedas ver el vídeo de Jordi y la Rossy de Palma, te encantará, aunque creo que ese México de Francis López debe estar bastante alejado de la realidad.
    Un petó i gràcies per visitar-me fins hi tot quan estàs de vacances

    M'agrada

  3. julianen

    des de que un generos amic meu me la va regalar ja l’he vist cinc vegades, faig reunions a casa amb altres amics per veure-la, es el millor remei per vençer l’ansietat i l’avorriment, mai el kitx ha estat tan glorios, aquests francesos son la pera!

    M'agrada

  4. Teresa

    M’encanten les tres versions de la cançò! Realment no sabria amb quina quedarme, potser amb la de l'”hortera” Alagna. Encara que crec que diem hortera a ho que consumeixen els altres i kitsch al que ens agrada a nosaltres, pasant-ho pel tamis de la recreació intelectual. M´’és ben igual, trobo genial el muntatge del Châtelet…Per cert, els accents francesos, tant del Jordi com de la De Palma…deuen formar part de l’encant irreverent de l’obra, no?

    M'agrada

  5. colbran

    Luis Mariano estrenó “Le chanteur de Mexico” el 15 de diciembre de 1951. De los tres años que la obra estuvo en cartel, Mariano interpretó 905 funciones y Rudy Hirigoyen (que le reemplazaba en el período de vacaciones) el resto. Ambos cantantes vascos (uno del lado español y el otro del lado francés) grabaron en sendos LPs la partitura de la opereta, pero fue Rudy el que la grabó completa.

    Mariano estuvo acompañado por Lilo (Cri Cri), vedette que debido a este éxito fue reclamada por Cole Porter para interpretar la Môme Pistache de su “Can Can” en el estreno en Broadway en 1953 y, consecuentemente, de su garganta se escucharon por primera vez “I love Paris”, “C´est magnifique” y la casi olvidada y deliciosa “Allez-vous en”, entre otros temas escritos para su personaje y que, posteriormente, grabó en disco con el Original Broadway Cast.

    Otros compañeros de Mariano fueron el cómico Pierjac y el polifacético Darío Moreno (Achi) que se hizo celebérrimo.

    Pues bien, Ismael Jordi consigue cantar todas las notas que Luis Mariano emitía y en el mismo tono sin imitar en lo más mínimo a su creador original.

    Aparte de poseer una voz de tenor preciosa, gracias a su elevada estatura y a su porte de modelo, Ismael Jordi consigue, lejos de la proverbial afectación del gran Mariano, una auténtica “nueva” creación del personaje principal de la hermosísima opereta de Francis López, metiéndose (textualmente) al exigente público operetístico del Châtelet en el bolsillo, como lo demuestran los aplausos a lo largo de toda la función y, muy especialmente, en la apoteósis final.

    Y no acaba aquí la cosa porque este año vuelve al Châtelet para interpretar “La generala” de Vives. Y con esta refinada opereta española (estoy seguro) volverá a enloquecer al público parisino.

    Tendremos que esperar a que sea anciano para que venga al Liceu? Porque hay muchos cantantes españoles que aún no lo han pisado (el caso más flagrante es el de María José Montiel) y yo creo que todos tendrían que actuar por lo menos una vez en nuestro teatro y no recurrir siempre a los mismos o mismas…

    De todas formas “Le chanteur de Mexico” actual (con argumento totalmente renovado y añadidos sexuales muy cómicos, para estar al día) no sería el éxito que es si no tuviera la réplica erotico-caricata de Rossy de Palma que llega a rozar la genialidad y canta (a su modo) con cierta gracia, muy adecuada al giro actual que se ha dado a su personaje.

    La escenografía, con réplicas de obras de Diego Ribera, es muy colorista y ayuda a crear esa atmósfera contagiosa de diversión, gracias a una dirección escénica INSPIRADISIMA de Emilio Sagi.

    Durante 135 minutos este “Le chanteur de Mexico” consigue hacerte olvidar cualquier problema y es puro divertimento con un Ismael Jordi en auténtico estado de gracia; una Rossy de Palma que quizás nunca ha estado mejor y un buenísimo plantel de secundarios, amén de una dirección orquestal de fábula, ciñéndose a lo que debe ser una opereta, con tiempos rápidos y vibrantes y llenos de alegría y color.

    Una auténtica gozada que, irremediablemte, convierte a Ismael Jordi en un auténtico hallazgo.

    La interpretación que Roberto Alagna hace de “Mexico” es, haciendo uso del calificativo empleado por mi admirado Broadway Baby, auténticamente DESCAFEINADA. O Mariano o Jordi, o quien salga de nuevas, pero el disco de Roberto Alagna dedicado a Luis Mariano sabe a muy poco, lamentablemte, pues facultades tenía para hacerlo mucho mejor.

    M'agrada

  6. Teresa el Alagna m’agrada molt i ho he dit tantes vegades he tingut ocasió, un altre cosa és que el senyor és molt hortera, molt xava, en argot molt nostrat. La manera de fer, de caminar i sobretot de vestir.
    El Kitsch és un altre cosa.
    La producció del Sagi, directament, és una exaltació gai sense pal•liatius.

    M'agrada

  7. He vist el video de You Tube, i de debò, Ximo, que no entenc el calificatiu “hortera” aplicat a l’Alagna, i si bé coincideixo amb tu que l’Ismael Jordi està esplèndid (aquest xicot m’agrada moltíssim!), val a dir també que la pronúncia francesa és horripilant.

    M'agrada

  8. Amic Assur, cal dir dues coses.
    L’Alagna per a mi, estèticament és com si veies el Georgi Dan. Ja ho sé que és molt exagerat i que això sembla una provocació, però no hi puc fer-hi més. Hi han vídeos al youtube (no parlo de les actuacions operístiques) absolutament delirants.
    Pel que fa al accent del Ismael Jordi és tan spanish com el de Mariano, fixat bé. En la opereta el personatge ja és un españolito que vol fer els seus “pinitos” en el món del musical.
    Si veus també el vídeo que us he deixat de la Rossy de Palma, te’n adonaràs que tot plegat és una gran astracanada i que el accent és una conya més, segurament aprofitant que el cantant no és precisament Marcel Proust.

    M'agrada

  9. colbran

    Sobre el francés de Ismael Jordi y de Rossy de Palma, hay que tener en cuenta que ambos interpretan a dos españoles en París y a los franceses les encanta el acento español; por esta razón Luis Mariano nunca abandonó el acento hispano, ya que todos los personajes que interpretó en las operetas de Francis López eran españoles, con la excepción de su último título “La caravelle d´or”, durante cuyas representaciones falleció (y fue reemplazado por José Perimiguez) en que hacía de portugués.

    Para que quede clarísimo en la función, Rossy de Palma dice unas cuantas “morcillas” en castellano, algunas subidas de tono.

    No os perdáis esta representación cuando tengáis ocasión de verla. Os lo psaréis pipa.

    M'agrada

  10. amfortas

    Despres de visitar Mexico, sentir aixó es un bon complement. A mi m’agrada Alagna, però a aquesta interpretació crec que esta fora d’estil.

    M'agrada

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: