IN FERNEM LAND

MANUEL AUSENSI Y LA FRÁGIL MEMORIA


Ayer a las 13:15 de la tarde, aproximadamente, tuvo lugar en el Espai Liceu el acto de presentación de “LA FRAGIL MEMORIA“.sucinta biografía del gran barítono barcelonés Manuel Ausensi, cuyo autor es nuestro compañero de la “Associació de Liceistes de 4rt. i 5e. pis” (ex “Grup de Liceistes de 4rt. i 5e. pis”), Albert Vilardell, conocido crítico musical de revistas especializadas en ópera y música en general. Por cierto, casi al comienzo de su entrañable biografía, nombra nuestro colectivo y recuerda que en la habitual comida en la que nos reunimos, con motivo del premio “Francesc Viñas”, concretamente en la edición de 1990, tuvimos como invitados al matrimonio Ausensi (ella Conchita Cerezo) y el propio Albert hizo mención al honor de tener entre nosotros a tan ilustre cantante.

En la presentación de esta biografía ocupaban la mesa de invitados: el Sr. Joan Francesc Marco, el Sr. Joan Matabosch (en representación del Liceu) y Carles Cervelló, editor del libro, rodeando a su autor manifiestamente emocionado y contento del éxito de convocatoria, pues muchos de los asistentes tuvieron que presenciar el acto de pie. Como invitada especial estaba la hija de Ausensi en primera fila. Entre los conocidos por mí estaban Marcel Cervellò, Javier Pérez Senz y Jaume Radigales, aparte de amigos y conocidos, pertenecientes a nuestro colectivo y habituales asistentes del Liceu.

Las palabras de introducción tanto del Sr. Marco, como del Sr. Matabosch fueron cortas, pero especialmente las de Joan Matabosch estuvieron acertadas. Más locuaz estuvo Carles Cervelló, quien en calidad de editor hizo mención a su editorial, seguramente de muy reciente creación, que pretende dedicarse a la divulgación de libros como el que estaba presentando, remarcando que era una editorial pequeña y de recursos no muy amplios, pero cuando vio la labor de Albert Vilardell se decidió enseguida a publicarla.

Cuando le tocó el turno al autor de “La frágil memoria“, éste mencionó las tardes pasadas con Ausensi, con el grabador en marcha; las consultas a los archivos de la Sra. Ausensi y a determinadas personas de Sevilla y Valencia que le facilitaron datos y, en un acto de humildad que le honra, pidió al público asistente, como así lo hace también en el libro, que si alguien dispusiera de más datos al respecto no dudara en comunicárselo a él, o a la editorial, para añadirlos en posibles nuevas ediciones. Dicho esto y mientras el profesional fotógrafo Bofill iba realizando su labor fotográfica, se dió por clausurado el acto y se pasó a las felicitaciones y firmas de ejemplares del libro. Por cierto, en el Espai Liceu el lunes día 17 aún no disponían de dicho libro, motivo por el cual tuve que adquirirlo en la planta 1ª de un establecimiento del Portal de l’Àngel, de todos conocido.

Esta biografía está escrita en castellano (se me olvidó preguntar si habría edición en catalán) y con un cariño y un respeto extraordinario hacia la persona y el cantante, por parte de Albert Vilardell, pero en mi opinión, es muy escueta, tan sólo ocupa 107 páginas, del total de 205 de que se compone el libro. El resto está dedicado a la cronología de Manuel Ausensi, su amplia discografía, exhaustivamente completa, con datos tan interesantes como las fechas de grabación, incluidas las segundas versiones de algunas de ellas y por último a la relación de todas las actuaciones de las que Albert ha podido disponer, después de una increíble búsqueda de datos, con un resultado como para quitarse el sombrero. Esta parte considero que es valiosísima para los aficionados y para darse cuenta de la categoría de los cantantes con los cuales se rodeó el gran barítono catalán. Concluye la biografía con una galería fotográfica, con alguna foto conocida y otras que yo he visto por primera vez.

El contenido de las 107 páginas biográficas, con un prólogo a cargo de Marcel Cervellò, nos presenta a Manuel Ausensi desde su nacimiento en el Poble Sec, el 8 de octubre de 1919, hasta su entierro en Creixell (Tarragona) en septiembre de 2005 (había fallecido el día 1 de septiembre), previa la lectura de un segmento de un poema de Martí i Pol, al que asistieron familiares, amigos y aficionados a la ópera, algunos desplazados de diversos lugares. Es un libro que se lee de corrido, de fácil lectura y que agradará a todos, aunque habrá quien hubiera deseado una mayor extensión sobre la figura humana y artística del gran Ausensi. Albert Vilardell hace mención a varias anécdotas que no pienso mencionar y que agradarán al posible lector. Pero hay una que si la voy a ampliar porque está incompleta, el propio Manuel Ausensi nos la contó a Joaquim y a mí en el Hotel España, después de una comida en la que estaba presente su serena esposa. Y es la siguiente: Manuel Ausensi había tenido un gran éxito en Puerto Rico en el mes de septiembre de 1960 y el gobierno cubano (ya estaba en el poder Fidel Castro desde hacía dos años) le requirió para que interpretara el mismo programa en La Habana, pero al leer el contenido de dicho programa encontraron algo que no les satisfizo, pues una de las romanzas que iba a cantar era “En mi ausencia” (Fidel Castro estaba de viaje), de Barbieri (signo externo de Castro: el llevar barba) y perteneciente a la zarzuela “El diablo en el poder”, tres cosas que impedían su ejecución, pero Manuel Ausensi lo resolvió diciendo que él la cantaría, pero que en el programa pusieran que esa romanza pertenecía a la zarzuela “Por una mujer” (cuyo tema principal es “Carretera castellana”). La interpretó y al acabar fue a verle un señor de Mataró enojado porque no había cantado “Carretera castellana”, de Lambert, sino “En mi ausencia” de Barbieri y entonces Ausensi le preguntó (ésto que viene a continuación no lo menciona Vilardell) y usted cómo lo sabe, a lo que el señor enojado contestó: porque el maestro Lambert era mi padre. Así nos lo contó el propio Ausensi.

Carretera castellana (J.B. Lambert)

En mi ausencia (F.A. Barbieri)

Por cierto, a lo largo de aquella agradable charla en el Hotel España, Ausensi nos dijo que había grabado más de 100 zarzuelas (en realidad grabó unas setenta, contando como tales las óperas españolas) y entre ellas “El diablo en el poder”, objeto de la controversia en La Habana, a lo que yo le respondí que estaba equivocado, de Barbieri había grabado: “Jugar con fuego“, “Los diamantes de la corona” y “Pan y toros“, pero de esa otra zarzuela de Barbieri sólo había grabado “En mi ausencia“, en 1955. Le hizo tanta gracia mi réplica y que estuviera tan al corriente de su vida artística que me dio su tarjeta particular, para que le llamara cuando quisiera y me invitaría a su casa para charlar sobre sus grabaciones y actuaciones. Otro día me lo encontré mirando la vitrina de Discos Castelló (era en 1999) y le dije: Sr Ausensi ya sabe que han editado dos de las primeras zarzuelas que usted grabó en 78 r.p.m.? No, cuales. “La duquesa del candil” que usted estrenó en 1949 con Ana María Iriarte y “La rumbosa“, la obra póstuma de Alonso, que usted grabó con Pilar Lorengar. Y me dijo que de esta última ya ni se acordaba y que se las iba a comprar inmediatamente. No llegué a hacer uso de su invitación, pero, cuando me enteré de que no se encontraba bien, le llamé un día a su casa, me dí a conocer y estuvo muy amable conmigo, pero añadió que lo de la invitación para charlar lo dejáramos para más adelante porque se encontraba muy mermado de fuerzas. Poco después, con su esposa presente asistimos al acto de colocación de una placa en la casa donde nació, era en 2005 y él ya estaba ingresado en el Hospital Clínic. Poco después fallecía uno de los mejores barítonos del siglo XX.

La voz de Manuel Ausensi era de una calidad fuera de serie, de volumen enorme, inundaba la sala, de una claridad insólita, con una dicción cristalina, un centro increíblemente ancho y un registro grave de auténtico barítono. Su zona aguda, aún siendo buena, adolecía de una cierta dificultad en el extremo, por tal razón en la romanza de “La calesera”, de Francisco Alonso, padece una barbaridad al atacar el si bemol que Marcos Redondo (que fue quien la estrenó, junto a la contralto valenciana Cora Raga) atacaba sin ninguna dificultad, pues era más bien un tenor abaritonado o un barítono atenorado, aunque un artista de la cabeza a los pies.

Debido a esta dificultad en la zona aguda en la cavatina de Fígaro “Largo al factotum” de “Il barbiere di Siviglia“, de Rossini, cuando llega el momento en que algunos barítonos atacaban el la bemol (no escrito por Rossini, ya que este rol fue estrenado por una bajo, Luigi Zamboni, y no un barítono), estalla en una carcajada que, por lo visto no agradó ni a los directivos de Decca, a quienes Teresa Berganza había recomendado, ni a la crítica sajona, relegando su situación en el reparto de la grabación completa al tercer lugar, detrás de Berganza y Ghiaurov, siendo él el protagonista de la ópera. Ya no grabó más para Decca-London. Con anterioridad había grabado “Il maestro di capella” de Cimarosa, donde está espléndido.

De grabaciones de ópera no española sólo grabó en 1968 una “Madama Butterfly“, íntegramente en España, con Montserrat Caballé y Bernabé Martí y dos recitales de ópera, dirigidos por Lamotte de Grignon y que actualmente están descatalogados. Es decir que para recordar y disfrutar de la voz incomparable de Manuel Ausensi hay que recurrir a sus grabaciones de zarzuela y ópera española y a alguna grabación pirata comercializada, de sus actuaciones en el Bellas Artes, de México, el Colón de Buenos Aires y la ópera de Filadelfia, aparte de las grabaciones pirata tomadas de retransmisiones de radio desde el Liceu.

Largo al factotum (G.Rossini)

Manuel Ausensi estaba particularmente orgulloso de su intervención en la grabación de “El niño judío“, cuya romanza de Manacor es inspiradísima y está magistralmente cantada. A mí también me agrada mucho su intervención en “La tempestad“, de Chapí, considerada como zarzuela, siendo un fabuloso drama musical con partes habladas y en las dobles versiones de “La revoltosa“, “La verbena de la paloma” y “Los gavilanes“, generalmente bajo la batuta del gran maestro Ataulfo Argenta, fallecido tan prematuramente en 1958 y por causas no muy claras.

Nos dice Albert Vilardell en su biografía de Ausensi que en su contrato con Alhambra/Columbia firmado en 1952, estaba estipulado que cobrase 1.500 pesetas por intervención en una obra o por número interpretado, si era más de uno, que en aquellos tiempos era un buen capital.

Su debut en 1947 en el Liceu con “Anna Bolena“, al lado de Sara Scuderi, Giulietta Simionato y Cesare Siepi, fue el principio de una participación en 173 funciones, concluyendo en 1969, cuando el “Vértigo de Meniere”, enfermedad de origen desconocido y que afectaba a su oído interno, le jugaba malas pasadas en la emisión de la voz, razón por la cual ese año abandonó la escena, aunque superó la enfermedad con los años y en algunas intervenciones en funciones especiales siguió demostrando su maestría y la hermosura de su voz.

Su carrera en el Liceu es conocida por los aficionados con algunos años, pero su carrera internacional es bastante desconocida por todos y este libro viene a informarnos de todo ello. Cantó con Mercedes Capsir, Antonio Cortis e Hipólito Lázaro, los tres en las postrimerías de sus carreras y con todos los grandes del momento, excepto Maria Callas, es decir Tebaldi, del Monaco, Simionato, Carteri, de Los Angeles, Siepi, Sutherland, d´Angelo, Berganza, Gencer, Caballé, Domingo (en sus comienzos), etc.

Qué me importa ser judío (Pablo Luna)

Pero, en España, y también en el extranjero, donde los discos de zarzuela son guardados como auténticos tesoros, tanto en EEUU, como Italia, Alemania, Austria, Inglaterra, aparte de Sudamérica, Manuel Ausensi será siempre recordado por esas maravillosas grabaciones de zarzuela y ópera española, cantadas con Pilar Lorengar, Teresa Berganza, Consuelo Rubio, Ana María Iriarte, Dolores Cava, Montserrat Caballé, etc. como su impresionante interpretación de “Il maestro Campanone“, adaptación que Vicente Lleó hizo de una ópera de Giuseppe Mazza (“La prova di una opera sería“), tardíamente rossiniana y que se estrenó en Italia en 1845. La adaptación de Lleó se estrenó en España en 1905. Su romanza “Señorita, amigos míos” es para escucharla sobre reclinatorio, de verdad.

Señorita, amigos míos (Vicente Lleó)

Bienvenida sea pues esta biografía que, aunque breve, nos refresca la memoria que con suma facilidad nos hace olvidar que, por ejemplo, Manuel Ausensi estrenó en 1951, la obra póstuma de Jacinto GuerreroEl canastillo de fresas“, cuyos 12 números no pudo orquestar su autor y doce diferentes compositores españoles realizaron esta labor, sin indicar ninguno qué pieza había orquestado. A su lado cantaron Pilar Lorengar, Dolores Pérez y Enrique de la Vara, un tenor no demasiado afortunado. Además Ausensi tuvo la fortuna de grabar canciones dirigido por sus propios autores, como es el caso de Eduard Toldrá. Y le podemos escuchar en la banda sonora de varias películas, concretamente en “La danza del corazón“, de la factoría Iquino, al lado de Lina Richarte, donde interpreta numerosas páginas de zarzuela, prestando su voz al protagonista que creo recordar que era Manuel Monroy.

Menta i farigola (E.Toldrà)

23 comments

  1. Quin privilegi! estrenar un post amb un comentari.
    No cal que us digui que estic molt satisfet de que en Colbran s’hagi decidit a publicar un post.
    En primer lloc vol dir que es troba millor i després que quan es tracta de zarzuela, com és principalment en aquest cas, se li passen totes les mandres.
    És un post preciós dedicat a una de les figures vocals més importants que ha donat Catalunya, com a conseqüència d’aquest llibre que el bon amic Albert ha escrit amb l’amor i la veneració que traspuen les seves pàgines.
    Doble satisfacció i reclinatori per a tothom, BARRA LLIURE.
    Ah! m’oblidava, no deixeu d’escoltar els àudios de Manuel Ausensi, són la demostració del que és una veu baritonal. Ho dic per què aviat no ens recordarem de que era això d’un baríton.
    Moltes gràcies Colbran i a veure si agafes una mica de ritme i em deixes descansar, ni que sigui un dia al mes.
    Moltes gràcies Albert Vilardell per aquest llibre d’obligada lectura.

    M'agrada

  2. Gracias, Colbran, un artículo muy ameno e interesante, no conozco mucho la voz de Ausensi, lo conozco por lo que he leído de él y por alguna grabación como la de El barbero, no conocía la anécdota que cuentas de los de Decca.

    M'agrada

  3. Recordo que, de molt jovenet, a casa van comprar un tocadiscs Dual, d’aquells que tenien forma de maleta, i, de mica en mica, els meus pares van anar comprant discs “dels grossos” (anomenar-los “long plays” vindria més endavant).

    Un dels discs que més m’agradaven era el de la “Cançó d’amor i de guerra”, i sobretot em feia molta gràcia quan venia el duo còmic entre la Catrina i en Baldiret.

    Un diumenge a la tarda, al local del Círcol Catòlic, de Badalona, un grup d’aficionats la van escenificar, i la vam anar a veure amb els meus pares.

    Com que l’havia sentit tantes vegades gairebé me la sabia de memòria, i tot anava més o menys bé fins que el baríton que interpretava l’avi Castellet va començar a entonar allò de “Les neus de les muntanyes em diuen adéu, / les pedres de la serra m’ho diuen també”…

    … Fins a aquell moment, però, perquè si bé jo estava entusiasmat mirant tot el que passava dalt de l’escenari sense estar massa atent al què i com cantaven, vaig notar que aquell senyor que cantava allò no tenia res a veure amb el que jo sempre havia sentit a casa, i no em vaig poder estar de dir a la meva mare: “Que malament que ho fa, oi, mama?”

    La meva mare, somrient, em va dir, fluixet: “No ho fa malament. El que passa és que el que canta al `disco´que tenim a casa és l’Ausensi”

    Des d’aquell dia, quan a casa posàvem la “Cançó d’amor i de guerra”, els “trossos” que m’agradaven més eren els de l’avi Castellet, que cantava l’Ausensi.

    Magnífic post, Colbran!

    M'agrada

  4. colbran

    Una de las personas a quien tuve el gusto de saludar y que, inexplicablemente, he omitido citar en este post, es Jaume Tribó, el entrañable maestro apuntador del Liceu y autor de dos libros cronológicos sobre las representaciones del mismo, uno desde 1847 a 1897 que fue publicado y, por supuesto, yo adquirí y otro que abarca desde 1897 a 1947 que, inexplicablemente, aún no ha sido editado.

    Desde aquí le pido disculpas por no haberle citado en el post, pues, además, visita frecuentemente este blog y a menudo, nos honra con sus sabios comentarios.

    M'agrada

  5. Jose Luis

    Muchas gracias por un artículo tan interesante, Colbran. Y por la anécdota cubana, buenísima, que me va a valer para hacer reir a muchos amigos.

    M'agrada

  6. Joanpau

    Em salto el comentari de la Missa de Bach, per treure’m el barret amb l’entrada d’avui.
    El meu record del baríton Ausensi es remunta als anys d’escoltar Radio Nacional de España i la quantitat de vegades que escoltava aquest nom associat a Pilar Lorengar, Teresa Berganza, Carlos Munguía i Ataulfo Argenta.
    Mai el vaig veure en directe.
    El llibre pinta molt bé.
    Moltes gràcies Colbran per fer-nos-ho saber i fer-nos entrar ganes de saber-ne més, amb la senzilla eurdició que et caracteritza.

    M'agrada

  7. Jaume T.

    Bona tarda!

    Saludo afectuosament l’amic Colbran per les seves amables paraules. El vaig veure bé, i espero que n’estigui sempre més, de bé.
    Tots celebrem molt l’aparició del llibre que l’Albert Vilardell ha de fet de l’Ausensi, un llibre que calia fer i que ara ja tenim.
    La veu d’Ausensi la coneixem bé i la pot sentir tothom que vulgui perquè els discos són en aquest cas –i no sempre és així– reflex fidel del seu art. De la persona cal parlar-ne bé, és clar, perquè s’ho mereix. Afable, simpàtic, sense presses saludava tothom.
    Dit això, vull fer referència a l’Asensi “xulo”, xulo amb elegància, que als anys més glorioos deia: “Quan en Del Monaco va fer l’OTELLO amb mi…”
    O quan parlava d’una soprano nord-americana: “Sí, aquella negra, com li diuen? Ah sí, la Price…”
    Gràcies pel llibre de l’Albert Vilardell i gràcies per tot això que ha escrit el senyor Colbran.

    Una abraçada

    Jaume T.

    M'agrada

  8. Quina lliçó del mestre Colbran!.
    Interessantíssim el post amb totes les referències i dades que calen per fer-se una idea del gran cantant que va ser Manuel Ausensi. Espero i desitgo (segur que no soc l’únic) una lliçó magistral com aquesta més sovint. Una abraçada

    M'agrada

  9. Colbran,
    Estic d’acord amb en Joaquim: Al menys una vegada al mes hauries de deixar-lo descansar. M’ha encantat el teu escrit i no m’ha extranyat gens que sabèssis més coses sobre les grabacions d’Ausensi de les que ell mateix sabia.
    Va ser un cantant extraordinari del que, durant molts anys, només en vaig sentir a parlar pels que eren més grans que jo i s’entusiasmaven amb aquest gran baríton. El seu “Maestro Campanone” m’agrada especialment. És una lliço de bon cant.
    Enhorabona i gràcies, Colbran!
    Gràcies a tu també Joaquim.

    M'agrada

  10. Ja té raó en Joaquim quan et diu, Colbran, que l’hauries de deixar descansar al menys un cop al mes. Vaig començar a sentir a parlar de l’Ausensi pels que eren més grans que jo i deien que era extraordinari. Amb el temps he pogut comprobar jo mateixa la seves qualitat vocals. “El maestro Campanone” la vaig descubrir fa pocs anys i em va agradar molt.
    Gràcies i enhorabona, Colbran i gràcies també a en Joaquim.

    M'agrada

  11. Gracias Colbran por obsequiarnos con tus conocimientos y por homenajear a una de esas figuras que, desgraciadamente, en la actualidad no tienen el reconocimiento que realmente merecería su arte.
    Yo no he tenido la oportunidad de escuchar a Ausensi nunca en directo, pero su extraordinaria voz baritonal (de las de verdad, de las que son ya más raras de encontrar que un oso panda) me ha acompañado en numerosas sesiones radiofónicas y en grabaciones, casi siempre de zarzuela, con otros nombres ilustres como Lorengar, Argenta, Iriarte o Berganza, y que contribuyeron en gran medida a hacernos amar la música.
    Me alegra mucho leer que te encuentras mejor. Recibe todo mi apoyo y ánimo.
    Gracias de nuevo, Colbran, y gracias Joaquim. Y permitidme que me una a los que humildemente te piden que te prodigues más en regalarnos estos posts que tanto nos hacen aprender y disfrutar a la vez.
    Un abrazo

    M'agrada

  12. Isolda

    La vida del gran baríton català, no es pot concebre sense la seva esposa Conxita. Persona admirable i de gran personalitat. Permeteu-me dedicar aquest senzill i modest escrit in memoriam a dues persones maravelloses. Crec van èsser nascudes una per l’altra. Veient-los sempre junts, assistint en actes culturals un al costat de l’altre fins últim moment de la seva enfermetat, tot i així ja molt malalt van assistir al Liceu en un acte, on el nostre col.lectiu ens feiem una fotografía amb tots dos. Crec que aquella mateixa setmana ingressava a l’hospital.
    Dues persones molt expressives,-particularment la Conxita-, els hi encantava parlar amb gent, sobretot als afeccionats a l’òpera i la sarsuela, explicant fets i anecdotes inacabables, amb una passió i sentiment admirables.
    Crec sincerament que la carrera de l’Ausensi sense la Conxita haguès estat diferent. Va tenir sempre el seu suport en moments difícils, quan encara estava en actiu i defallia per la perdua d’oïda, sempre sabent estar al seu lloc animant al seu marit.
    L’Ausensi com a cantant el conexia des el comançament de la seva carrera, però la meva relació amb el matrimoni, a partir de la mort de l’amiga Montserrat Vives, porta veu del nostre col.lectiu, ella sempre em deia quan arribava el dia del dinar anual de germanor el qual estaven convidats ” ja hi som ha arribat el dia dels conflictes, tothom vol seure a la taula de l’Ausensi i la Conxita” certament jo vaig continuar tenint els mateixos problemes.
    Vaig anar al seu eterrament, i amb la tristessa que expressava el rostre de la seva esposa, estant jo al seu costat era emocionant escoltar-la parlent del marit que tant havia estimat i que malauradament no veuria mai més.
    La meva relació amb la Conxita va continuar per telèfon, parlant sempre de les vivències, anecdotes, i representacions d’òperes i concerts viscudes per tot el mon.Dues persones admirables que seran recordades com una parella modélica.
    Felicito al Colbran per aquest post tan bonic i detallat, i l’Albert Vilardell per la biografia molt merescuda de Manuel Ausensi, per l’emoció que vaig viure en un moment, de tota una època maravellosa recordant amics i familiars que malauradament no els tenim entre nosaltres i per la emotiva dedicatoria.
    Moltes gràcies.

    M'agrada

  13. alex

    Magnífico reportaje sobre este gran barítono que fue Ausensi, precisamente el excelente Renato del BALLO IN MACHERA con el que R.Tucker debutó en el Liceu en 1.965 como Riccardo

    M'agrada

  14. Marta B

    Un post molt i molt interessant i jo també sóc de les que s’afegeixen a demar-li al Sr. Colbran que de tant en tant ens vagi obsequiant amb els seus coneixements explicats d’aquesta manera tant detallada. Aprenc moltes coses que no sabia.

    M'agrada

  15. Kenderina

    Muy interesante el post, si señor, que se habla poco de los baritonos y Manuel Ausensi era de los buenos !

    Colbran, animate que Joaquim se estresa de escribir cada día y de paso los demas descansamos de el , jejjeje (es broma esto ultimo, pero que sí, que nos gusta verte por aquí ) 🙂

    M'agrada

  16. El dia 26 de octubre de 2010 dedicamos una charla a Manuel Ausensi en Poble-sec, donde nació, hecha por su biógrafo Albert Vilardell que amablemente se ha ofrecido a colaborar con CERHISEC, grupo de historia local.

    En la BIblioteca Francesc Boix, Blai, 34, de 19:30 a 21:00, metro Poble-sec.

    M'agrada

  17. Leonora

    ¡Bueno, bueno, bueno, si es mi barítono de cabecera! Fue el primero que escuché en las(ay, antiguas)cintas de mi padre en todos los papeles de zarzuela, con una voz inmensa, llena, poderosa, perlada…Junto a otros dos grandes, mi barítono referencial de pequeña…¡Mil gracias Colbrán!
    Por cierto, aquí(en los años dorados ya pasados)cuentan las crónicas que cantó junto a Pilar Lorengar y Carlos Munguía un “Faust”…¡Lo que daría por haberlos escuchado y visto!
    ¡Saludos!

    M'agrada

  18. nati

    Colbran, echaba mucho de menos tus comentarios !!

    Gracias por tu post y por poner a nuestra disposición tus conocimientos de forma tan amena . Yo soy una ignorante, ya los sabes, pero estoy dispuesta a aprender de vosotros.

    Me alegro de que estés mejor y, por favor, no dejes de participar en el blog y si nos escribes algún post te estaremos muy agradecidos .

    Besos

    M'agrada

  19. Vicent

    Vaig descobrir Ausensi i el seu preciòs timbre de veu amb un disc dels meus pares de la “Canción del Olvido” amb Pilar Lorengar dirigits per ARgenta.

    Després vaig devorar Il Barbiere de la Decca amb Berganza, Corena i Ghiaurov, dirigits per Varviso. No entenc com aquest “Barber” no té més bona premsa.

    En fi, una de les grans glòries que aq uest país ha donat a l’òpera.

    Una salutació.

    M'agrada

  20. Tonico

    Interesante articulo. Pero quisiera hacer una matizacion. Cuando habla de la romanza de “La calesera”, “Agua que rio abajo”, la nota no es un si bemol, sino un la bemol, tengo la partitura en las manos. Ausensi, en el disco, lo da en plenitud de facultades, ahora no hace el filado que hacía Marcos, que es donde está la gran dificultad para un barítono central como era el cantante barcelonés

    M'agrada

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: