IN FERNEM LAND

L’ANGOIXA DE MARCELO ÁLVAREZ


Marcelo Álvarez (Andrea Chénier) al Teatro Real

El comentari de l’Amfortas a l’entrada dedicada al escàndol ocorregut el dia 25 de febrer en la funció retransmesa per Radio Clásica de l’òpera Andrea Chénier del Teatro Real, em va suscitar unes quantes reflexions a l’entorn de les declaracions que segons ens comenta el nostre luxós corresponsal, va fer el tenor argentí a la premsa.

Vaig buscar i buscar i en lloc es parlava d’aquestes declaracions. Finalment l’Amfortas em va treure del entrellat, informant-me que les declaracions es van publicar en el suplement madrileny de El Mundo del 3 de març, en un article signat per la periodista Milagros Martín-Lunas i que us transcric en la seva integritat, respectat l’idioma original.

LA ANGUSTIA ME HIZO SUSPENDER LA FUNCIÓN

Ópera. Marcelo Álvarez explica su salida inesperada de “Andrea Chénier”

Milagros Martín-Lunas

Marcelo Álvarez está dolido. Afligido por el modo en que se ha despedido del público madrileño y apesadumbrado por la forma que, según el propio tenor, los responsables del Teatro Real han solventado el conflicto que surgió el pasado jueves 25 de febrero cuando, nada más comenzar Andrea Chénier, desde el paraíso el público abucheó la función y acusó a los intérpretes de cantar con megafonía, puesto que les estaban oyendo a través de los altavoces de la sala. La bronca subió de tono y el maestro Víctor Pablo Pérez se vió obligado a detener la representación en el primer acto.

«Para entender lo sucedido es necesario remontarse al miércoles 24 de febrero cuando me puse en contacto con la Dirección Artística del teatro para manifestarle mi preocupación sobre los desórdenes que podrían llegar a producirse en la función del 25, ya que había recibido indiscreciones de amigos y fans en las que se advertían que “algo podría suceder”en la representación. Ante tal inquietud, la Dirección del Real me dio su absoluta seguridad y me garantizó el normal desarrollo de la función, cosa que, no sucedió» confiesa Álvarez.

Debido a un problema técnico, en la función del 25 de febrero de la ópera Andrea Chénier, durante algunos minutos del primer acto, se escuchó en la zona del paraíso de la sala el sonido que normalmente se destina al foyer del teatro durante las representaciones. Este hecho produjo una percepción acústica distorsionada que suscitó la queja de algunos espectadores. El director artístico del Real, Antonio Moral, explicó que «era un problema de acople del sistema de audio» y decidió reanudar la representación.

Marcelo Álvarez sostiene que, cuando Moral suspendió la función para aclarar lo ocurrido, sólo explicó el problema acústico. «Dado que los gritos de los espectadores se referían a la necesidad de los cantantes de utilizar amplificación creo que debería haber aclarado que nunca ha sido así». El tenor argentino continúa lamentándose: «Sin lugar a dudas, ha echado una sombra sobre nuestras figuras que es absolutamente necesario despejar. Ningún cantante de ópera canta con amplificación».

Tras una pausa forzada, Marcelo Álvarez entró en el escenario cantó el aria del Improvvisso y el público acogió con beneplácito la actuación, «a pesar de la actuación de los agitadores». El argentino destaca la coincidencia de estos altercados con la única función que se difundía en directo desde Radio Nacional.

Andrea Chénier es una ópera que exige al protagonista un esfuerzo físico y vocal superlativo- Para lograr ese objetivo es imprescindible un ambiente de tranquilidad para que el artista logre dar el máximo de sí mismo. «La angustia y el nerviosismo imperantes llegaron a un nivel tal que decidí, después del segundo acto, no continuar la función. Dicha resolución la tomé con la tranquilidad que me daba el dejar en mi lugar al joven colega Jorge de León que ya había sido acogido calurosamente por el público». El Teatro entendió esta situación, pero ante la dificultad de explicar los hechos, se prefirió, «para salvaguardar a Marcelo Álvarez», anunciar que se encontraba «indispuesto». «Me dijeron que era la mejor solución, yo no estaba convencido de ello. Quiero aclarar que, en este momento, mis condiciones vocales eran óptimas».

El protagonista de Andrea Chénier admite que esta declaración unida a la no rectificación del comunicado oficial le han demostrado que la confianza entre el Real y su persona se había roto. «No me quedaba otra opción que la de retirarme de la producción». Se despide del público del Teatro Real lamentando enormemente lo sucedido. «Me ha quedado un gusto amargo en la boca por el modo en que he dicho adiós al público del Real, que siempre me ha acogido con los brazos abiertos e innumerables muestras de gratitud».

El Mundo 3 de març de 2010, pàgina 6 de M2 (suplement per la Comunitat autònoma de Madrid)

Fins aquí les declaracions. És evident que és la versió d’una de les parts i l’altre, que jo sàpiga, no s’ha pronunciat i tot fa pensar que no ho farà. Potser perquè s’estima més no remoure més l’espinós tema de l’amplificació. Recordeu la veu femenina, suposadament la Cedolins, que Bocachete ens feia notar que deia alguna cosa com “parece que han descubierto (paraula clau) la amplificación”? o potser per no desmentir al divo, que davant de certes inseguretats vocals, produïdes segurament pel nerviosisme, no ho dubto, es va estimar més fer mutis i erigir-se de manera molt hàbil, en la víctima ultratjada, rol que li escau a la perfecció. Cal recordar el succeït al Liceu quan va debutar com a Duc de Màntua del Rigoletto i on el públic no el va rebre com ell creia que habia de ser rebut i s’ho va carregar la Direcció artística, que tampoc va anunciar, aquell cop justament al contrari, que no estava en condicions de cantar.

Marcelo Álvarez es caracteritza darrerament per parlar molt, cosa per altre part saludable si el que aporta és debat i contrast de parers, en un món molt reclòs i manegat per una elit, però em dona la sensació que amb les seves declaracions busca titul·lars i jo penso que un cantant els ha de buscar a dalt de l’escenari, és clar que a dalt de l’escenari plantant la funció hagués assolit el toc Alagna i hagués acabat sent portada de totes les TV del món.

Jo crec que si l’Improvvisso hagués sortit com hagués estat desitjable, estic convençut que hagués acabat la funció, però malgrat que ell diu que estava en perfectes condicions, a mi em va semblar que no i que aquell tenor que escoltava per ràdio, res tenia a veure amb el Rodolfo de la Luisa Miller que li vaig veure fa uns anys al Real, també al costat de la Cedolins, en una nit memorable per a tots dos.

Aquestes declaracions tenen per una banda un cert toc paranoic de perseguit permanentment. Això de fer trontollar a la direcció d’un teatre per lo que li han dit els seus fans, és, ni que fos cert que li estaven preparant l’operació CURA 2, d’una puerilitat impensable en una persona adulta, a no ser que siguis un tenor tenor, d’aquells de la vella escola, que jo creia que ja no en quedaven. Un teatre no es pot deixar endur per lo que els fans d’un cantant, sempre més aviat al llindar de lo irracional (ho sabem tots aquells que en un moment o altre de la vida, ara ja sortosament passat, ho hem estat d’algun), puguin dir o preveure. Sota aquest xantatge emocional, no es podria fer cap funció i les direccions artístiques d’arreu pararien més esgavellades del que ja estan.

Hi ha un altre cosa que Marcelo Álvarez no hauria d’haver dit i és el tema de l’amplificació. Dir, com diu «ningún cantante de ópera canta con amplificación», no és cert, molts cantants ho han fet (també el seu idolatrat Pavarotti quan cantava als estadis i qui sap si al MET). Hi ha prou literatura al respecte (el llibre que ens comentava en Colbran escrit per Rudolf Bing és un exemple revelador) i també les declaracions de cantants d’òpera com Justino Díaz, Fritz Wunderlich o Fischer-Dieskau avalen aquesta pràctica discutible i enganyosa i penso que el Sr. Álvarez ho sap prou bé. Negant això encara fa sospitar més dels fets del 25 de febrer. Potser al Real, aquella fatídica nit no hi havia amplificació i tot va ser fruit d’una conxorxa d’un grup de persones disposades a carregar-se, fos com fos la funció i qui sap si van subornar al personal tècnic del teatre per fer sabotatge i d’aquesta manera posar-lo nerviós a ell.

Sincerament no hi ha per on agafar aquestes declaracions. Si ell no estava en condicions i va donar pas a Jorge de Leon, cap problema, fins i tot alguns espectadors del Teatro Real poden creure que hi van sortir guanyant, però que no ens vulgui fer creure que el Sr. Moral tenia que dir alguna cosa que potser no podia dir en aquell moment, només hagués faltat que hagués hagut de dir als agitadors que es guardessin molt i molt, de posar en dubte el Chénier del Sr. Álvarez, amb lo que li estava caient a sobre i enregistrat mitjançant la retransmissió, per tot el món.

Tot plegat res, ja ho sé, però em sobta que en cap foro, ni en cap dels mitjans informatius, blogs inclosos, s’hagi fet esment d’aquestes declaracions novament curioses, d’un tenor que sembla que tingui algun problema i sobretot que no acabi d’assumir que  avui per avui no és el primer de la classe, com potser es pensava ser.

Us deixo l’Improvvisso del dia 25, per si algú no va tenir la paciència d’escoltar tot aquell decebedor primer acte.

7 comments

  1. Me parecen una auténtica desvergüenza y una caradura descomunal las declaraciones de Álvarez. Un tenor que declaro públicamente que me parece un gran cantante, más en unos papeles que en otros, pero un artista de primera linea que, hasta ahora, merecía un respeto.
    Pienso que queriendo justificar lo injustificable aun se está poniendo el propio Álvarez más en evidencia.
    Yo no discuto si hubo o no un problema de acople del sonido del foyer con la megafonía interna, aunque la explicación que se dio siempre me ha parecido ridícula y chapucera. Tampoco creo que sea cosa a estas alturas de discutir si se usa o no amplificación en algunos teatros porque es evidente que se ha hecho.
    Lo que me parece impresentable es que este sujeto intente aprovechar el lío que se montó para salir por patas de unas funciones donde lo estaba pasando mal (vocalmente) y se le estaba cuestionando su capacidad para asumir este difícil rol.
    Vamos a ver, él ya sabía que iba a haber follón organizado por ese complot mundial judeo-masónico anti-Marcelín y precisamente ese día, además, se escoña la amplificación del foyer y da pie a que los que estaban ya organizados para fastidiar al tenor con pinta de carnicero puedan tener excusa para armar el lío.
    Eso no te lo crees, Marcelito, ni harto de mate.
    Luego además, como el papel es muy complicado y exige mucha concentración y la gente está alterada, yo así no canto aunque tengo la voz impoluta, que salga el novato.
    Qué feo todo, Marcelo… qué triste. Hay que tener dignidad, amigo, y asumir los fallos y las limitaciones, sin que eso sea algo humillante, sino precisamente algo que te engrandecería más. Actuando como lo has hecho lo único que has conseguido es ponerte en ridículo y permitir que se te cuestione ahora toda una carrera que te has trabajado con tus facultades y tu esfuerzo. Pero la culpa, aunque te resistas a creerlo, es sólo tuya, apechuga pues con las consecuencias.

    M'agrada

  2. maria teresa

    Hi han cantants,la majoria bons curiosament, peró que estan sempre entestats en dir que no els estimen i valoren prou…i certament al final acaba convertint-se en realitat, perque es fan antipàtics a tothom. Es una llástima en el cas del Marcelo Álvarez, al que considerava i considero un molt bon tenor, pero “quejica” i aixó carrega.
    En quant al Improvviso que ens has deixat, jo el trobo molt irregular. A mi es un aria que quan la sento em va tensionant a cada frase una mica mes, i aquí no m’ha passat.

    M'agrada

  3. El pitjor pianista del món

    En qualsevol altre sector econòmic això no s’anomenaria incompliment de contracte?
    Doncs quel portin a Magistratura del Treball; qui es pensa que és? En Ronaldinho als entrenaments a can Barça?

    M'agrada

  4. jo crec que, pobre noi, no se l’ha entés bé. Recordeu que fa poc va fer unes declaracions sobre Plácido Domingo, dient que ja era hora de que deixes pas a les generacions més joves, perque ho acaparava tot? doncs, veient que el Placi no li feia ni punyetero cas (per sort!) ha decidit que ell, que també es una gran figura, ha de predicar amb l’exemple. Clar que tampoc calia posar-ho en pràctica a mitja ópera…

    M'agrada

  5. alex

    Estoy con lo que dice Teresa, con una salvedad : cualquier comparación de Alvarez ( por parte de éste)con Domingo, es pura coincidencia que no hace falta ni detallar dada la carrera artística de uno y otro y la inteligencia musical y de todo tipo de Domingo ( que jamás practicamente ha criticado a nadie – salvo el incidente que tuvo con M.Caballé a finales de los 70s despues de L’AFRICAINE liceista), frente a este cabeza de chorlito que es el argentino.
    Por cierto y para demostrar la desfachatez y la mala profesionalidad de Marcelo, estando servidor el domingo en la última del CHENIER en el Real ( con la sustitución de Alvarez por De León – este por cierto, excesivamente sobrevalorado -,), me comentaron fuentes solventes de la parte artística que Marcelo A.aguantó y cantó el segundo acto de la función del día 25 para luego abandonar la misma, solamente para cobrar el cachet que normalmente se paga a los cantantes acabado el 2º acto.
    ¿ Esto es dignidad profesional y respeto al público ?

    M'agrada

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

A %d bloguers els agrada això: