IN FERNEM LAND

JONAS KAUFMANN, EL CANTANT DEL MES D’AGOST


Jonas Kaufmann el cantant del mes d'agost a In Fernem Land

Us confessaré que aquesta edició s’ha fet molt llarga i alhora hem batut tots els rècords possibles.

El primer anal·lisi que podem fer d’aquest fenomen, és que ha estat un duel entre dos, mentre els altres 7 jugaven a un altre lliga, que ni de bon tros era pitjor, però la majoria de vosaltres ho heu volgut diferent. Aquesta batalla cruenta entre el 3 i el 8, em sembla intuir que ha estat més per fer valdre, permeteu-me que us ho digui,  estúpidament, l’hegemonia d’un tenor sobre un altre i no pas per les versions, totes dues a mi em sembla que esplèndides, tot i que com heu pogut llegir, també hi ha qui els hi nega el pa i la sal, opinió que no comparteixo de cap manera i en cap del dos casos.

Estic segur que sense el prejudici de saber de bell antuvi quins cantants interpretaven les versions 3 i 8, cosa impossible doncs ambdós son inconfusibles i molt personals, tots aquells que fan escarafalls, no les jutjarien tan a la lleugera. Això no vol dir que sota el meu punt de vista i dels altres 33 infernemlandaires que han votat altres opcions, aquestes dues siguin les millors i per tant esbandir tan a la lleugera com s’ha fet, aquestes altres 7.

Per altre part, la suma dels vots de les dues versions (136 vots!!!) em sembla, com ja he anat dient, anormal. Jo tinc dubtes que en realitat hi hagin hagut tants votants i m’inclino a pensar en la promiscuïtat de molts infernemlandaires, que han anat a cercar ordinadors diferents, per votar vàries vegades al seu candidat, cosa acceptable, tot i que democràticament reprovable.

Jo no invalidaré aquesta votació per allò que penso, sense tenir-ne la certesa, ni tampoc la neutralitzaré, això és un joc participatiu i ja està, tampoc es deia que estigués prohibit fer-ho. M’han molestat, això si, algunes coses però millor deixar-ho així, ja vam quedar que era un joc i com a tal ens ho hem de prendre. Aquí per sort, no ens hi va la vida, ni la governabilitat dels propers anys.

Ha guanyat Jonas Kaufmann i jo me’n alegro, la seva versió m’agrada molt, però també m’agraden les altres 8, cadascuna d’elles amb matisos i totes elles diferents i si havíem d’escollir-ne una, jo mateix trobo complicada l’elecció. Jo no he votat, no ha calgut, ja que em reservo el dret de fer-ho en cas d’empat.

La meva versió no era ni la 3, ni la 8. La meva versió era la 5, que en una edició qualsevol, amb 12 punts, segurament hagués guanyat.

El meu sentit de l’humor roman intacte, tot i que pot millor. Per la propera edició, seguint els amables consells que alguns de vosaltres m’heu fet arribar, hi haurà alguns canvis, encara que és difícil que es torni a produir una batalla de reines d’aquestes dimensions, és clar que mai se sap, ja es veurà.

Per la propera edició, no hi haurà possibilitat de comentar, em sap greu, però és veritat que condiciona molt, encara que estic segur que per la majoria, el que voti en tal i en tal altre, tant li fa.

Tampoc deixaré que es vegin els vots que es van assignant a cada opció, tan sols es veuran els percentatges, d’aquesta manera caldrà calcular força per esbrinar la xifra i és possible que doni més emoció.

Tot això ho tornaré a anunciar en l’edició del cantant del mes de setembre, que encara no he decidit a quina corda estarà dedicada.

Ara després d’aquest preàmbul veurem el resultat definitiu i sabrem, si és que algú encara no ho sap, qui eren els 9 tenors que han interpretat aquesta emocionant i deliciosa ària de L’Arlesianna de Francesco Cilea.

  1. Lamento 3 69 41%
  2. Lamento 8 67 40%
  3. Lamento 5 12 7%
  4. Lamento 1 6 4%
  5. Lamento 2 5 3%
  6. Lamento 7 4 2%
  7. Lamento 9 4 2%
  8. Lamento 6 2 1%
  9. Lamento 4 0 0%
  1. Lamento 3 Jonas Kaufmann
  2. Lamento 8 Rolando Villazón
  3. Lamento 5 Roberto Alagna
  4. Lamento 1 Beniamino Gigli
  5. Lamento 2 Giuseppe Di Stefano
  6. Lamento 7 Josep Carreras
  7. Lamento 9 Luciano Pavarotti
  8. Lamento 6 Nicolai Gedda
  9. Lamento 4 Tito Schipa

Així doncs, amb aquest extenuant combat entre dos grans tenors dels nostres dies, s’ha acabat aquesta imprevisible edició del cantant del mes. Tan de bo en les properes edicions es repeteixi aquesta participació.

Gràcies a tots per haver fet aquesta edició tan discutida, participada i argumentada (128 comentaris plurals i de tota mena)

Per tornar al post d’origen premeu aquí

Per tornar a escoltar la versió de Jonas Kaufmann premeu aquí

96 comments

  1. Las nueve versiones eran muy hermosas. Me parece muy pintoresca la imagen de gente buscando otros ordenadores para votar, aunque no imposible. En todo caso, insto al personal a no despreciar a un cantante con el fin de ensalzar a otro. No es elegante, ni es justo. Cada uno aporta distintos colores, distintas visiones con su canto. Obviamente, cada uno tenemos nuestras preferencias, pero igualmente válidas son las de los demás. Como decía Benito Juárez, “El respeto al derecho ajeno, es la paz”. Gracias, Joaquim, por habernos hecho escuchar esta hermosa aria cantada de 9 formas distintas, todas ellas excepcionales.

    Saludos cordiales.

    M'agrada

  2. ¡¡No nos regañes tanto!! 😛
    Tienes toda la razón, esto ha sido de locos. Creo que las medidas que vas a tomar de no permitir comentarios y de no dejar ver los votos harán que la elección de cantantes sea más justa y se aproxime más a los verdaderos gustos de cada uno.

    M'agrada

  3. Enhorabona al Jonas Kaufmann, i a les moltísimes persones que l’han votat ( no gens estúpidament, em sembla a mi). Ës un gran tenor, per mi un dels millors de l’actualitat. I té molts seguidors, lògicament. Jo mateixa, havent votat la opció 8, tinc entrades per primera fila de platea pel recital del Kaufmann al Liceu. No entenc tans escarafalls per que l’hagi ( o hagi) votat tanta gent, encara que, evidenment, si això és un problema, Joaquim, tens tot el dret del mon de canviar el format d’aquest concursos.

    M'agrada

  4. A mi m’agrada llegir comentaris sempre que no es desqualifiqui a ningú i no ens donin pistes. Per mi el repte és intentar saber qui són! i després votar tranquil.lament el que més ens arriba. Algú parlava del rínxols..aquest també en té.. 😉
    Per cert, veig que hi serem tots el 10/10/10 al Liceu escoltant-lo amb el que millor fa: Strauss, Schubert i algun Wagner espero.

    M'agrada

  5. aún reconociendo que el kaufmann es un cantante en alza, y no he dicho tenor, puedo estar en un herror claro está,puesto que para mi gusto personal su tesitura no me llega cuadrar, aposté por gigli……gracias ximo por dejarnos participar en tu blog aunque algunos como yó podamos estar en un herror………saludos paco

    M'agrada

  6. anna

    Bé no ha guanyat el meu però no passa res. El blog ha estat superactiu aquest dies i penso que aixó és molt impotant . Realment escollir entre uns tenors tan esplèndids era molt difícil.
    Bones vacances a totes les persones que encara no les han fet.

    M'agrada

  7. maria teresa

    Doncs jo estic mes contenta que unes Pasques!! Els tres tenors que mes m’agraden, dels actuals, al capdemunt!

    Jo estic d’acord en que no hi hàgi comentaris. Al menys no dir a qui s’ha votat.

    Que passeu tots un mes d’agost fantàstic, amb vacances o sense!

    M'agrada

  8. montserrat tur rosello

    Estic molt contenta Joaquim de que segueixis fent aquest concurs encara que sigui d’una forma diferent, crec que está molt bé la formula que proposses,penso que una cosa bona seria fer els comentaris despres de coneixer els resultats, així podriem expressar la nostra opinió sense condicionar el vot de ningú. El meu vot vara ser per Kaufmann ,es un cantant que m’agrada moltissim com en un tems em vará agradar Pedro Lavirgen per a mí una gran veu encara que força desaprofitada. Bon estiu per totom

    M'agrada

  9. Emilio-Bcn

    Felicidades, Jonás, aunque no necesites ganar ningún ranking , de votos, de localidades vendidas, y de quien la dice mas gorda…….. eres y serás mi ganador..
    Yo no desprecio a nadie, ojalá yo tuviera la milesima parte de voz que alguno de ellos, para dedicarme a este bendito oficio. Yo no haré trampas para conseguir hacer prevalecer mis ideas y gustos… Simplemente digo lo que pienso con el corazón, y mi corazón me dice que espera verte de nuevo y esta vez en mi ciudad, y da igual lo que cantes si lieder, si Wagner si jotas menos…. tunas …..te perdono todo porque sé que lo harás de película.
    También iré a ver a Rolando y sé que también pasaré una velada inolvidable…Pero….tú eres mi preferido y te venero cual dios olimpico.
    Verdad que no hago daño a nadie……
    Sed felices todos/as. Feliz domingo i….. bones vacances a tothom. A tí Joaquim , un petó.

    M'agrada

  10. Concep

    Felicitats a Kaufmann i a tota la multitud de votants.
    Felicitats també a Villazón i a l’altre multitud de votants, un frec a frec espectacular.
    Jo i 11 més hem cregut que la de Alagna, era la millor versió i m’alegra saber que Joaquim també ho creia, felicitem-nos doncs.
    I felicitem també a tots els altres votats i als votants.
    Ha estat un final de juliol de infart, ens hem guanyat unes bones vacances.

    M'agrada

  11. colbran

    Esto ha estado excitadísimo. El resultado me parece lógico, y es el tenor que he votado, pero hubiera aceptado cualquier otro resultado, ya que soy estrictamente democrático.

    A mí no todas las versiones me han gustado, pero después de Kauffmann el cantante que más me satisface de estas nueve interpretaciones es un jovencísimo Giuseppe di Stefano (lástima que al cantar acompañado solo de piano limita su aceptación), sin negarle a Roberto Alagna un tercer puesto.

    Jonas Kaufmann, para mi gusto, es la voz más adecuada para este rol, digamos que es la más baritonal y por ello la más próxima a Caruso, su creador y ademá suaviza la voz de forma extraordinaria sin recurrir a tergiversaciones. Yo soy muy tozudo respecto a las versiones originales, lo siento, y muy poco dado a las adaptaciones posteriores a los estrenos, aunque ellas hayan sido interpretadas por grandísimos e incuestionables cantantes. Cada uno tiene sus manías, la mía, en lo concerniente al canto, es esta, respetar la inteción original del compositor.

    M'agrada

  12. Leonora

    Bueno, venció Kaufmann; felicidades y enhorabuena a Joaquim, que se habrá ganado unas buenísimas vacaciones con los votos. ¡Feliz agosto a tod@s!
    Mi favorito, que no estaba, era Kraus…Debilidades que tiene una. Un saludo afectuoso.

    M'agrada

  13. Antes de leer todo os dejo un pequeno regalo de anteayer 🙂 Mahler Kindertotenlieder
    [audio src="http://rapidshare.com/files/410399707/LAMu30072010Mahler1.mp3" /]

    No es el tema mas adecuado para vacaciones, pero quiza puedo abriros el apetito para el Liederabend de octubre 🙂

    M'agrada

    • Muchísimas gracias Hariclea.
      Realmente no es una obra para el mes de agosto, pero siempre viene bien.
      Lo colgaré en la columna d ela derecha como grabación novedad.
      Un petó

      M'agrada

  14. Yo en temas de gustos no soy nada democrático, por eso nunca he escuchado los 40 Principales. Me alegra saber que mucha gente disfruta con los nuevos valores del canto, aunque algunos no son tan nuevos, digo yo que algo tendrán. Al final todo ha sido muy divertido y ha habido una gran participación, yo no cambiaria nada pero como no es mi blog acataré lo que el jefe disponga sin chistar porque siempre ha llevado In fernem Land con muy buen criterio. Casi que me ha dado pena que terminara el duelo, porque esto más que un concurso ha sido un auténtico duelo, y ha dado pie a que salieran a la palestra temas muy interesantes. Confieso que yo fui directamente a provocar en alguna ocasión pero también confieso que se me ocurrieron unas cuatro o cinco burradas que al final decidí no publicar. Independientemente de las polémicas sobre los estilos de canto ha habido algo de crispación entre los clubs de fans de los dos primeros tenores, pero no fue tanta y al final las aguas volvieron a su cauce y todos amigos. Gracias, Joaquim, por hacernos pasar estos buenos momentos.

    M'agrada

    • Hola maac, gracias.
      Ya sé que siempre hay como un pequeño maac gamberrete que se dedica a pinchar, pero lo de los 40 principales me parece muy fuerte.
      A parte que Villazón está pasando por un mal momento, que no sabemos como lo superará, esperemos que bien, no me negarás, que te guste o no, ha hecho una carrera fulgurante, aciertos y fallos, pero muy meritoria. De todos los tenores que han salido últimamente, es el que con más carisma y de lejos, se ha ganado al público de calle. Eso es muy importante para la ópera. Él gustará más o menos a la élite (que yo creo que intimamente, también, aunque siempre queda muy bien cargarse a los más mediáticos, aunque al cabo de los años, algunos tengan que cambiar como un guante, ante fenómenos como el de Domingo, al que cuando yo empecé en la ópera, ya lo finiquitaban y muchos de esos se han muerto y él, sigue cantando).
      La ópera, para seguir viva, necesita de artistas que arrastren al publico a los teatros, que conecten y Villazón quizás es el que más. Pensar que será el Arturo Reverter y su Ars canendi quien hará llenar los teatros y auditorios, es tan utópico como pernicioso.
      La ópera, en la época de su máximo esplendor, era un arte popular y gracias a los Villazones y Kaufmanns de sus respectivas épocas, los compositores y empresarios se ponían de acuerdo, para programar y crear, pero era y es un negocio, del cual han salido obras de arte imperecederas.
      El día que no haya divos (sean cantantes o desgraciadamente directores de escena) tenemos que cerrar la paradita.
      Con Kaufmann pasa un poco lo mismo, aunque el tipo no tenga la mitad de la gracia salerosa del mexicano. Yo creo que el caso de Kaufmann es distinto, pero tampoco despreciable y si los comparamos con los otros siete, seguramente nos falta perspectiva para saber lo que sucederá dentro de 100 años con los situados en lo alto del podio.
      Si la ópera se ha ido al otro barrio, seguramente serán la admiración de los cuatro zumbados que se dedicaran a buscar por las chatarrerías de los ordenadores de principio de siglo, carpetas con formato mp3, una cosa jurásica, intentando buscar sus actuaciones. Siempre ha sido así y lo será.
      Contra gustos no hay nada escrito, es cierto y quien más, quien menos, incluso los más íntegros como Kraus, cayeron en tentaciones de cara a los 40 principales, con los macroconciertos que tanto despreciaba, pero que lo acercaron al vulgo e incrementaron un poco más su cuenta bancaria.
      Yo simplemente voy a dejar una cuestión abierta, por si interesa debatirla.
      Yo creo que si un cantante de hoy, tenor, joven, excelente, como Juan Diego Florez, al que CASI nadie discute, se arreglara las arias como lo hacía Gigli o Schipa, sería absolutamente masacrdao por todos-
      Colbran me regaló no hace mucho, un álbum recopilatorio de la EMI, de Beniamino Gigli, pues bien, a parte de cantar de coña marinera, el tipo, se arregla las partituras a su antojo, en arias comprometidísimas y super conocidas. De acuerdo, cantaba muy bien, pero donde no llego, me invento una cadencia y me quedo tan ancho. No vale, maac, eso no vale.ç
      Ahora exigimos que se cante a tono, a tono de ahora, con el diapasón subido para que los directores y sus fabulosas orquestas luzcan. A saber si escuchando hoy a Gayarre o Rubini, nos gustarían. Lo más seguro es que no y esos eran lo más de lo más y sus sucesores ya no llegaron a su nivel, según los privilegiados que puedieron oírles y a partir de ahí sigue y sigue el circulo vicioso. Quizás hoy Pertile en un teatro pasaría sin pena ni gloria, lamentable, pero a la primera de cambio diríamos que la voz es fea y esas cosas que se oyen a menudo por ahí.
      El caso de Vickers me parece paradigmático o el del mismo Windgassen que en su tiempo era discutido en el mismo Bayreuth por no ser considerado un verdadero heldentenor, como Lorenz y ahora para nosotros WW es lo más de lo más, incluso que Lorenz.
      Será el tiempo quien juzgue a Villazón y Kaufmann, pero seguro, que se hablará bien de ellos, aunque duren un soplo. Es imposible hablar mal de Villazón si has visto su Elisir del Liceu o tantísimas otras funciones en los mejores teatros del mundo. Otra cosa es que se pase de extroversión o que cante Handel, cuando ya no podía cantar otras cosas, pero cuando un teatro se para, desde la primera butaca de platea, hasta la más recóndita del gallinero, nos guste o no, es que tenemos un fenómeno delante y con Villazón esto ha sucedido en todos los teatros que le he visto.
      Los cantantes que no cantan para agradar a todo el mundo, es que tienen handicaps para hacerlo y lo más normal es que no lo consigan nunca. Habrá repertorios más o menos populares, pero lo que busca cualquier cantante es parar el tiempo mientras canta. Esto, en un recital de lied es bastante más fácil, ya que la prperación del auditorio se presta a que haya una comunión más fácil entre el público y el artista, pero en una ópera como el Elisir, que me ahorraré de entrar en otra vía de polémica paralela, se consiga parar el tiempo, tiene mucho merito y eso en el Liceu lo hizo el mejor Rolando Villazón, que quizás desgraciadamente, no volveremos a disfrutar en las mismas condiciones. Este es otro tema, largo, largo, largo, que no viene al caso.
      Escuchando la grabación del lamento de Villazón, sinceramente me cuesta entender que alguien pueda salir huyendo, con las manos en la cabeza, pidiendo a gritos que se reencarnen las “patums” de principios de siglo (estoy exagerando un poco), para desagraviar el atropello cometido. Acepto que te guste más otro, pero que es horroroso, no, ni hablar.
      Horrorosos es lo que he escuchado en el Ring de Bayreuth estos días. Horroroso es Ruggero Bondino en el Roberto Devereux de la Gencer, horroroso es….la hora que es y yo sin ir a dormir.
      Seguiremos, ¿vale?

      M'agrada

  15. Joaquim, con semejante contestación y siendo las 2,37 de la mañana me dejas un poco descolocado. Sólo diré una cosa, yo me guío por mí mismo y mi medidor consiste en qué es lo que me apetece y no me apetece escuchar y a mí Villazón nunca me apetece escucharlo, (se lo dije a Teresa el día que la conocí, bueno… a las Teresas, creo que no me mataron de milagro, por cierto, lo tenemos que repetir, todo menos lo de las pizzas, jajaja), otra cosa es que un día me lo pongan a tiro en un teatro y disfrute como un enano, porque el teatro es otra cosa: ópera en estado puro; pero en casa no me gusta o no encuentro el momento de escucharlo, ya tengo bastante sucedáneo con la lata de conserva como para querer disfrutar con unos cuando disfruto más con otros. En el caso de Domingo, que a éste sí que lo he visto, me pasa lo mismo, me encanta en el teatro pero nunca, o casi nunca, me pongo sus discos, a veces grabaciones de los setenta en directo debo confesar que si que escucho, pero mira, eso no me pasa con Kraus, etc, etc. Lo de salir corriendo no era tanto porque fueran por delante el 3 y el 8 sino porque la diferencia que había entre ellos y los demás era de vértigo y no mi dirás que absolutamente desproporcionada. Venga, me voy a dormir, que es muy tarde. Seguiremos, seguiremos…

    M'agrada

  16. Nilda

    Joaquín: escuche muchas veces a los 9 tenores elegí a 4 tenores al …8, 3, 7, 6, en ese orden, por supuesto, nada, en general no gano en los juegos…pero me parece de cualquier modo que el resultado ha sido estupendo porque todos son excelentes tenores. Gracias por la bienvenida, pero aunque no escriba
    yo te leo algunas veces, porque es bastante fatigoso traducir tanto, y también te he leído en el Blog de Teresa, desde hace tiempo, cuando salía una foto, diferente a la de ahora.
    Mucha suerte.

    M'agrada

  17. colbran

    Joaquim ha expresado muy claramente su opinión sobre los cantantes actuales y los cantantes antiguos, haciendo hincapié en los dos que han ido tan destacados en estas votaciones y los dos más históricos que también estaban incluídos en esta especie de encuesta, relativa a la interpretación del “Lamento de Federico”. Coincido totalmente en su apreciación y en la alegaciones que aporta.

    Sólo quiero añadir algo que creo haber dicho en algún comentario antiguo pero que ahora es idóneo recordar. Yo no he votado a Rolando Villazón, he preferido a su “contendiente” y quizas en este “ranking” lo hubiera colocado en cuarta posición, después de Kaufmann, di Stefano y Alagna, pero debo decir en su favor que la sorpresa, sumamente agradable, que me produjo su interpretación de Nemorino en el Liceu en “L´elisir d´amore”, ópera por la que no siento el mínimo interés, es de aquellas que marcan un antes y un después. Estuvo extraordinario en un rol que considero anodino; es decir que sacó mucho de donde apenas había nada. Otros tenores que intervinieron en los repartos alternativos quedaron totalmente eclipsados: el monótono y poco interesante Joseph Calleia, el añejo Raúl Giménez y el sobrevalorado Giiuseppe Filianotti y sus CINCO “gallos” CINCO (perdón, accidentes) en la dichosa “Furtiva lacrima”.

    A Rolando Villazón cabe el honor de haber atraído hacia los teatros de ópera a una ingente cantidad de público joven y nuevo que, en principio, no se sentía tentado por esta manifestación lírica y es probable que haya decidido a jóvenes con posibilidades líricas a estudiar canto y dedicarse a este género como forma de vida. En mayor o menor medida, es comparable a lo que sucedió en los años 50 del pasado siglo con el fenómeno Mario Lanza, éste mediante el cine que era el entretenimiento numero 1 de aquellos tiempos. El tenor norteamericano nos abrió las puertas a las personas de mi edad, y a los algo más jóvenes, hacia un mundo desconocido y suamente atractivo y apasionado. Por otra parte Lanza fue el impulsor hacia el estudio del canto en personalidades de la lírica tales como Luciano Pavarotti, Leo Nucci, Plácido Domingo y Josep Carreras, por citar sólo unas cuantas y, además, destacadísimas figuras de la ópera. Siempre lo reconocieron así y manifestaron su agradecimiento y admiración por Mario Lanza, fenómeno que perdura (véase el número elevado de ventas de sus películas, biografías y sobretodo discos en Amazon, por ejemplo, y os veréis sorprendidos, por si no lo creéis). Su influencia aún perdura.

    Pues bien Villazón, al igual que Lanza, quedará para la historia aunque sólo sea por esa atracción hacia los coliseos de la lírica de gentes que nunca se hubieran acercado a ellos, a no ser por el influjo carismático de estos dos cantantes.

    Villazón puede agradar o no (yo he ido perdiendo interés por él con el paso del tiempo, cosa que no me sucede con Mario Lanza), pero es innegable su importancia histórica como reclamo para el mundo de la ópera de un público nuevo.

    Actualmente Rolando Villazón está en horas bajas y quizás no remonte (quisiera de todo corazón equivocarme), pero estos 5/10 años de fulgor puede que dejen un poso favorable en el recuerdo, como en su momento ocurrió con Anita Cerquetti, Elena Suliotis y Sylvia Sass, por citar tres casos de carreras supercortas e intensas.

    Por consiguiente, Maac, no hay que ser tan expeditivo en los juicios porque puedes equivocarte, como todos. Rememorar a los cantantes históricos como paradigma de lo mejor es apostar por lo seguro, aunque alguno de esos cantantes tiene sus puntos débiles (Schipa, por ejemplo, y su “Il mio tesoro” o la determinación por parte del Covent Garden de no contratarle, por no alcanzar las cotas de volumen, respeto a las partituras y calidad vocal exigidas por el coliseo londinense) que pareces olvidar o querer olvidar. Eso independientemente de que te gusten más o menos, lo cual nunca pienso discutirte, pero quiero hacerte una reflexión: a Gigli y a Schipa sólo los conoces a través de grabaciones, repetidas hasta conseguir un nivel bueno o por lo menos aceptable (circulan algunas grabaciones en vivo pero pocas), a Villazón, Kaufmann y el propio Domingo los has podido y puedes ver y “palpar” en la actualidad y enjuiciarlos mediante funciones diversas.

    Ya ves yo sí que escucho y me place escuchar en casa a Plácido Domingo tanto el de antes, como el de ahora (aunque ya esté por lógica y edad algo mermado), como me agrada escuchar a Kraus, a Cortis, a Fleta, a Lázaro, a Flórez, a Kaufmann, a Beczala, a Caruso, a Meli, a Alagna, a Lanza, etc, etc., aún no siendo la cuerda de tenor la que prefiera.

    M'agrada

  18. Joanpau

    Doncs ja s’ha encetat allò que en diuen un culebrot propi de l’estiu.
    En primer lloc cal treure’ns el barret davant el guanyador, que no vaig votar, la seva versió atrapa, precisament i com succeeix cassi sempre amb aquest extraordinari artista, per tenir una veu que va en contra del que ha de cantar i en canvi, t’acaba o al menys a la majoria, seduint.
    Les altres versions eren totes tant o més bones que aquesta, però Kaufmann com Villazón ho arrosseguen quasi tot, ens agradi o no.
    Es tractava de dir quina és la versió que ens agradava més i em sembla que s’ha acabat votant el cantant d’ara que ens agrada més, que són coses diferents.
    La versió que m’agradava més i la que vaig votar va ser la 2. Di Stefano sempre m’ha agradat i el Di Stefano més jove, moltíssim. Va ser una llàstima que la interpretació fos a piano, cosa que crec que li va restar vots, encara que em sembla que tota allò que sonés una mica vell, restava vots i això tampoc és bo.
    Espero veure quina corda i quina ària ens tries per finals d’agost, si és que no fas vacances, decididament merescudes.
    Gràcies

    M'agrada

  19. Isolda

    Benvolguts tertulians en record als vells temps voldria remarcar, que en els meus 55 anys d’assistència al Liceu, la polèmica de que abans havien més i millors cantants ja existia, i quan són preguntats pels seus noms, la resposta sempre és la mateixa, una vintena o trentena de cantants, molts d’ells ni tan sols escoltats en directe, això en el periode de 55 anys…!!!Com bé diu el Colbran no és el mateix escoltar les gravacions d’abans d’estudi a les d’ara en directe.
    Sense oblidar els anys passats que vaig gaudir moltissim i dels quals tinc molts bons records inoblidables, per haver-me relacionat i tenir amistat en persones vinculades a l’òpera com Renata Tebaldi, Giusseppe Di Stefano, Carlo Bergonzi, Vicente Sardinero, Jaume Aragall, Gian Carlo del Monaco etc. actualment hi han molts bons cantants hi ho fan sense trampes, si més no les mínimes!!! Dit això, referent al cantant del mes, (una proposta molt ben encertada per en Joaquim), al marge dels gustos personals tots ells respectables, crec hi ha un dilema, veiem, davant nostre tenim 8 o 9 cantants quin el millor, i sols n’hem de votar-ne un, ara ve la pregunta del “millón” Què és valorable, el cantant que per tu és el millor en preferències, o bé, el que ha interpretat el fragment més emotivament, i possiblement no sigui el millor cantant del mon, però aquell dia estava
    inspirat?. Crec tenir-ho clar però el millor estic equivocada.
    Abraçades per tots…

    M'agrada

  20. Yo sólo puedo decir una cosa, el gusto es algo que llevamos con nosotros y que se puede educar o no, pero al que no conviene traicionar porque nuestro disfrute depende de él. Tengan la importancia que tengan cada uno de los tenores de la historia de la lírica no podemos luchar contra nosotros mismos. Yo siento que Villazón no me guste, ojo, tanto como otros, con Kaufmann me llevo algo mejor -¿tendrá algo que ver el repertorio?- pero tampoco es, para mí, un tenor de cabecera. Y eso es irremediable por el momento. Igual más adelante cambie de opinión, pues ya rectificaré. Ni pretendo dar lecciones a nadie ni digo que los cantantes antiguos no tengan defectos, es más, no me considero un afiicionado al canto sino a la ópera y suelo elegir óperas que escuchar, después ya vienen otro tipo de consideraciones -sonido, director, cantantes…-, es por eso que muchos cantantes antiguos casi ni los conozco. Para mí, un cantante que me lleva al huerto y me tiro casi de cabeza a cualquier versión en la que aparece es Bergonzi, antes que Kraus, que Schipa, que Gigli -éstos tampoco tienen tantas íntegras- y el que sea, soy un incondicional -por cierto tiene una estupenda versión de “E la solita…”, ciñéndome siempre a su repertorio, evidentemente. Nunca, en internet, suelo meterme con Flórez pero tampoco es de mis favoritos, en parte porque su repertorio no me resulta muy atractivo y en parte porque cuando lo he escuchado en directo (2 veces) me he llevado tremendas desilusiones -no por el estilo ni la técnica sino por la materia prima-, me encanta Flórez en disco y sé que en el futuro, cuando nadie pueda escucharlo en directo, se le va a sobrevalorar, porque en grabaciones es superlativo. Igual el caso de Schipa es similar al de Flórez, no lo sé, yo sé que Schipa cantó en la plaza de toros de Valencia ¿se utilizaban micrófonos entonces? No lo pregunto de cachondeo sino por pura curiosidad. Y ahora digo yo, qué cñ hago defendiendo a Schipa si es un tenor al que prácticamente no escucho y dudo que estuviera en una lista de mis 10 tenores preferidos, si fuera capaz de hacerla.
    En definitiva, soy un aficionado a la ópera por encima de todo e intento disfrutar de la ópera, los cantantes vienen después y a nadie le amarga un dulce. No quiero menospreciar a nadie pero me dolió -exagerando un poco- en su momento, como ya dije, la diferencia en cantidad de votos, el ranking me da igual, pero vale, lo acepto, no tengo más remedio.
    Yo, los valencianos que me conocen lo saben, he defendido a Grigolo en más de una ocasión y éste sí que es una porquería al lado de Villazón o Kaufmann, de la misma forma que me he metido con Wilson No sé si adopto las posturas por tendencia a compensar, yo creo que sí, tiendo a compensar buscando un equlibrio, no es algo premeditado ni infalible pero la verdad es que lo hago.
    Perdonad por centrarme tanto en mi mismo. No sé si lo que digo puede interesar a alguien pero necesitaba explicarme y así me quedo tranquilo.
    Finalmente, no me preocupa los que pasen o no a la historia, es evidente que toda persona que tiene un devenir histórico es susceptible de pasar a la historia, en el caso de un tenor por ser el que más número de representaciones ha realizado o el que más papeles ha cantado, el que más público a arrastrado, el que más discos ha vendido… Cuando me refería a que ninguno de los dos pasaría a la historia era en relación al canto en su sentido más estricto del término y de eso estoy plenamente convencido, lo dudo un poco en el caso de Kaufmann porque este tío realmente canta muy bien, lástima esa emisión.
    Perdonad el rollo.

    M'agrada

  21. Nilda

    Yo tengo 77 años y soy una de esas personas que se asomó al mundo de la ópera al descubrir a Rolando Villazón, si bien siempre he admirado a Plácido Domingo desde 1978…Villazón me ha conectado con la alegría, la emoción y el dramatismo en cada ópera en que lo he visto y escuchado por DVD, ya que soy Argentina y estamos muy lejos de ese mundo maravilloso que los europeos pueden disfrutar.
    Me gusta leer todo lo que dicen no solo en éste blog, que como le he dicho a Joaquin a veces hay tanto catalán escribiendo que traducir es fatigoso. Y leer lo que cada uno dice es una manera de ir aprendiendo aunque a veces uno no coincida en pensamiento con lo que se está diciendo….Hasta pronto

    M'agrada

  22. Rex

    Jo també sóc pro-Kaufmann. M’agrada molt com canta. He de dir que he descobert aquest tenor mitjantçant aquest blog. Mai no l’he sentit en directe, però sí en recital i represntacions operístiques. Sé que té els seus detractors. En un fòrum vaig llegir el següents: “Es un tenor que gusta a las mujeres y a “algunos” hombres”. Tothom és lliues de dir el que vulga, fins i tot favades com aquesta. I va quedar-se tan panxo el cavaller. Doncs bé, el seu CD amb Abbado cantant música romàntica alemanya em sembla d’allò més bo. També està molt bé en el DVD de Lohengrin amb Harteros (el que ni m’agrada és l’escenografia).

    Quant a la seua experiència a Bayreuth, ja vaig comentar que no em va convéncer en els dos primers actes, però que arribà a emocionar-me en el tercer. Jo li augure -i desitge pel bé dels aficionats- un bon futur

    M'agrada

  23. Madre mia el 1 era el Gigli! Como es q no le reconoci, pero aun asi me gusto 😉 Bien por lo menos mi oreja es fiel a ella misma o algo asi.. Mira no sabia q ese tb se las arreglaba! No me extrana en esa epoca muchos los hacian y tan bien q se quedaban 🙂 O otros pasaben directamente de lo escrito para lucirse, en paz descanse mi adorado Corelli q mucho le gustaba lucir sus agudos , estaban o no estaban escritos asi 🙂 🙂
    De los de ahora yo me alegro que todos existen y tengo recuerdos preciosos de muchos, de los varios Hoffmanns inolvidables de Rolando, del Romeo y varias cosas mas de Alagna, etc. Del aleman ja no digo nada q ya sabeis 🙂 Pero me gustan otros tb, nadie es perfecto en este mundo y a cada quien hay q darle por lo menos una oportunidad de que te guste y luego decidir si te va o no te va. Maac me has hecho reir con el pobre Grigolo, pues su Grieux a muchos gusto, a mi no pero lo dicho pa gustos los colores 🙂

    Me voy a escuchar otra vez a Gigli!!!!

    Y de verdad probar con esos lieder de Mahler, si quereis algo mas animado, o digamos menos triste me decis. Yo mientras mas escucho lieder mas me gusta, no se hay algo muy intimo y bonito en una voz q canta solo con piano y te cuenta historias, algres, tristes, de todo como la vida misma. Y no es un repertorio que antes conocia, pero es una oportunidad como pocas de sentir que casi se canta solo para ti 🙂

    Gracias Joaquim por elegir el Berlioz!! A mi me encanta esta obra y espero q vuelva a tener la oportunidad de cantarla! Tambien estoy de acuerdo con todo lo que dijiste y por una vez me alegro q la del rollo largo no he sido yo 😉 😉

    M'agrada

  24. Golaud

    Lo curioso es que en el blog uno teme decir que “Una furtiva lacrima” de Villazón está fuera de estilo y que Kaufmann está tan profundamente engolado que en el cierre de la página le es imposible lanzar la voz, y sin embargo, se pueden arrojar dardos tranquilamente contra Gigli, Windgassen o Schipa, eso es sintomático.

    M'agrada

    • Hombre Golaud !Cuanto tiempo!
      Bueno, contra Windgassen no hay dardos, solamente salió en el debate, puesto que en su tiempo si que le lanzaron muchos dardos, todos aquellos que defendían a los heldentenores anteriores a él, diciendo que WW no lo era.
      Pero mi pregunta es otra y sigue sin responderse.
      ¿Y porqué no podemos poner en cuestión a Gigli o Schipa?
      ¿De que es sintomático hacerlo?. ¿Tal vez de ignorancia? ¿Somos ignorantes todos aquellos que no los tenemos en el pilar destacado de nuestros altares? Yo no lo creo, pero a mi pregunta nadie ha respondido. Quisiera saber si alguno de los tenores más renombrados de hoy, hicieran lo mismo que hacían ellos, arreglándose las partituras a sus posibilidades técnicas, serían aceptados, aun cantando como ellos.
      O la vara de medir es igual para todos o no jugamos, no me parece justo.
      A los cantantes hay que verlos en directo. La ópera y los conciertos, si se puede en directo. El disco es otra cosa, fruto de un trabajo de laboratorio importante, donde se busca una perfección, que rara vez se produce en vivo, pero en cambio, adolecen mayormente, de una ánima que el teatro y la sala, si dan.
      Cuando somos tan severos con algunos cantantes, evidenciamos por encima de cualquier otro aspecto, sus carencias, olvidándonos de sus virtudes y estas, en muchos casos y en el conjunto de la actuación, ganan. Empeñarse en el engolamiento de Kaufmann, sin evidenciar sus inmensas virtudes como cantante, es obsesivo, al fin de cuentas, la gran Elisabeth Schwarzkopf no paraba de entubar los sonidos o Jon Vickers, com un instrumento más que discutible, era un grandísimo cantante, con arrastres y estreñimientos vocales incluidos. Otra cosa es que guste o no, pero grandes cantantes está fuera de toda discusión. En estos dos casos, como hubiera podido enumerar otros muchos, los defectos evidentes se veían superados por las enormes virtudes. Pues eso es lo que reclamo para Kaufmann y Villazón, y os aseguro que ambos las tienen, a pesar de que hay quien no lo quiera aceptar, ignoro los motivos o los prejuicios.
      Un cantante está hecho de muchas cosas, la suma de todas ellas puede que haga a un artista y en eso estamos, buscando cuanto más cosas posibles, eso no nos obliga a no mencionar los defectos incluso de las vacas sagradas, porqué ellas también los tienen.

      M'agrada

  25. Joaquim, se me olvidaba contestar algunas cosas. La primera es que hay que distinguir entre el canto y el estilo propio de cada época, está claro que Gigli es un tenor que pertenece a una época pasada y que sus interpretaciones adolecen de los defectos propios de su época, excesos interpretativos fundamentalmente, o del cantante, manierismo exacerbado. Que modificara las partituras no me parece tan grave precisamente porque entonces estaba a la orden del día, pero no digas “donde no llego me invento una cadencia” porque Gigli, que no era en este sentido Pertile o Larui-Volpi, llegaba más que muchos tenores de la actualidad. Hoy no se suelen hacer adaptaciones pero quién sabe a dónde podemos llegar, por lo pronto tenemos a una especie de pseudo-barítono cantando de tenor lírico con el beneplácito de crítica y público, el día que falle, ojalá no ocurra nunca, vas a ver como todo el mundo se le tira a la yugular, lo hemos visto con Villazón.

    Dices que cantantes como Villazón acercan al público a la ópera y eso tiene mérito, no lo discuto pero se trata de opinar de cómo canta Villazón, y no digo que lo haga mal, sólo que no es el gran tenor que algunos quieren o han querido hacernos creer que es, no hace falta que saque a relucir el catálogo de defectos porque todos los conocemos de memoria. Como ya dije, pienso que es un tenor para vivirlo en directo pero que enlatado pierde mucho interés, caso opuesto al de Flórez, que aún teniendo interés en directo se supera a sí mismo en todo tipo de grabaciones porque su timbre se beneficia mucho.

    No sé si los tenores del XIX nos gustarían, igual no, pero tampoco debe preocuparnos tanto por la falta de testimonios, es decir, puede que sí o puede que no. Ahora bien, habría que valorarlo en su contexto.

    Respecto a que el punto de referencia de una interpretación esté en el cantante que lo estrenó, opinión manifestada por Colbran, no puedo estar más en desacuerdo, ahí tienes al mismísimo Verdi cabreado porque el tenor que debía estrenar Otello no era el que él hubiera deseado. O piensa en Adriana Lecouvreur, la estrenó una tal Angelica Pandolfini, le sucedieron Lina Cavalieri, Giuseppina Cobelli, Maria Caniglia, Claudia Muzio… sin embargo Cilea siempre mostró preferencias por otra intérprete del rol, la centenaria Magda Olivero que había debutado como cantante treinta años después del estreno de la ópera. Por lo tanto, poco tiene que ver intérprete ideal de un rol con cantante del estreno, es más, a veces incluso se modificaban las partituras por culpa del cantante que tenía que estrenarlas. Es interesante, sí, tener en cuenta quién estreno un papel y cómo era su voz, tendremos un indicio de lo que el compositor pretendía pero nunca la certeza.

    M'agrada

    • No, no creo que sea necesario, ya que puse su grabación pensando que es una gran interpretación, pero no puedo aceptar que a Gigli no se le pueda cuestionar, en lo cuestionable y a Villazón por lo mismo, por llorar en sus interpretaciones, por ser un exagerado y no se cuantas cosas más, si.
      No lo encuentro lógico.
      Tu dices, yo no, que el canto es anticuado, pues si, estamos de acuerdo, es anticuado y hoy en día hay cantantes que me satisfacen más, lo cual no quiere decir que sean mejores que Gigli, pero que se le puede criticar aquello que se le ha criticado despiadadamente a Domingo, por hacer lo mismo, es decir, arreglarse la partitura para su comodidad, pues si.

      M'agrada

  26. Si Gigli existiera hoy y no pudiera modificar partituras qué le criticaríamos, contesta, Joaquim. Sollozos tampoco metería porque ahora no toca. Yo creo que iríamos a besarle los pies y nos pellizcaríamos para ver si no soñábamos.

    M'agrada

    • Oye maac, estás un poco tenso? Ese imperativo contesta Joaquim, cuando no hago otra cosa, me parece impropio.
      Gigli, seguramente hoy cantaría de otra manera, no sabemos cual y como es opera ficción, pues prefiero escuchar como lo hacía hace 70 años y hoy disfrutar con lo que el presente nos ofrece, que tampoco, en algunos casos, me parece tan desastroso y en algunos casos infinitamente mejor. El belcanto, por ejemplo.

      M'agrada

  27. Eso lo dices después de haber recibido veinte minutos de aplausos en el Real y de protagonizar infinidad de entrevistas, hasta en televisión en horario de audiencia, cantando como tenor un papel de barítono, eso no me suena que lo haya hecho Gigli. No se puede tratar igual lo que por naturaleza es desigual.

    M'agrada

    • No, no, a Plácido tenor (no ha sido nunca otra cosa), cantando de tenor, siempre se le ha recriminado que cambiara la partitura.
      Asumiendo roles de barítono, ya me he pronunciado en numerosas ocasiones.
      pero maac, me he quedado boquiabierto y no siempre de satisfacción orgásmica, escuchando ese álbum de Gigli donde hace lo que le viene en gana, vestido eso si, de un canto impecable.

      M'agrada

  28. ¿Y qué quieres que hagamos? Lo que está mal está mal, aquí y en Portugal, pero tú lo has dicho, “vestido de un canto impecable”.
    Yo creo que todo tiene su justa medida y ni Villazón ni Kaufmann son tan malos como dicen algunos ni son tan extraordinarios como piensan otros. Son dos buenos tenores de la actualidad, yo de hecho firmaba por tenerlos en la próxima temporada de Les Arts porque es de lo mejorcito que hay en el panorama actual. Pero no perdamos el norte. Esto es como el mito de la caverna.

    M'agrada

    • Pues como cosas mal (ese lloriqueo permanente, por ejemplo) también las hacía Gigli, estamos igual.
      cantar impecable no siempre significa ser el mejor, si es que sirve para algo ser el mejor, aunque como eso es muy personal, no tendríamos que escandalizarnos por que Kaufmann y Villazón superen a Gigli y a Schipa, que aprovecho para decir que compré su lamento en mp3, expresamente para el post, de un disco titulado algo así como sus grandes interpretaciones, lo digo por que parecía que había escogido una versión mala y aunque las haya mejores (no cuesta mucho), esa es la de Schipa en sus mejores años.
      El cantante del mes, es una iniciativa participativa que surge de una interpretación en concreto, no estamos valorando toda una carrera o a un cantante en su globalidad
      A mi no me ha sorprendido que ganaran los que han ganado, me ha sorprendido la participación, pero ese es otro tema ya tratado y zanjado.
      ¿Cuales son las grandes pegas de Villazón en ese lamento? o las de Alagna, que hace un alarde de control de voz como ninguno de los otros ocho, según mi opinión.
      Me encanta este debate
      ¿El Norte quien lo pone maac?. Antes has mencionado a Magda Olivero, una cantante que si no la veías en el escenario es muy difícil soportarla en el disco, al menos para mi. De acuerdo, era de una intensidad apabullante, pero eso, sin la vertiente escénica pierde y si nos tenemos que limitar a la voz, la de Kaufmann a su lado es angelical, comparada con la de la gran Olivero y esta señora me viene al pelo, para defender mi postura. En aras de la verdad dramática, hacía y deshacía a su antojo y todo en sus manos, se volvía verista, por eso fue el repertorio que más cultivó.

      M'agrada

  29. colbran

    A Domingo se le criticaba porque sollozaba un poco, ahora resulta que sollozar es un mérito en Gigli. A Domingo se le ha criticado porque carecía del do de pecho, Gigli nunca lo tuvo, por eso se arreglaba “la pira” y otras arias y se considera un mérito. Me tengo que pellizcar, efectivamente, para creer que estoy vivo porque no entiendo nada.

    Habéis visto alguna vez en persona a Beniamino Gigli o a Tito Schipa? Es que yo soy mucho mayor que vosotros y no coincidí con ellos. Cómo podéis basar todos vuestros juicios únicamente en grabaciones?
    Ah, la línea de canto, vale. En Gigli, nada que decir, la
    voz además era agradable, pero la de Schipa era todo lo contrario. Ah, la línea de canto. Supongo que no lo diréis por la famosa grabación de “Il mio tesoro”, considerada por la crítica como la peor versión de este aria registrada en disco.

    Es decir que si pasáis por alto las debilidades de unos, debéis ser ecuánimes y obviar las de otros porque si no os mostráis poco convincentes.

    No creo que sea correcto que Plácido Domingo cante roles de barítono, pues no lo es. Seguro que Gigli o Schipa no se les hubiera ocurrido cantarlos, aunque, volviendo a las grabaciones, Schipa grabó “Cielo e mar”, curioso en un tenor lírico ligero o ligero. Ninguno de estos dos célebres cantantes históricos disponían, no obstante, del registro grave de Domingo, tanto es así que sus detractores decían que era más un barítono que un tenor, cosa con la que nunca estuve de acuerdo.

    Respecto a las versiones de estreno de las óperas, yo considero que si se componían para una voz determinada, esto significaba que si un cantante no disponía de pianos o pianísimos, pues no se especificaban en la partitura y se tenía además en cuenta los límites de la tesitura en el agudo (Caruso sólo llegaba al Si agudo), en el centro y en el grave. Si el compositor sobrevivía al paso del tiempo podía aceptar otras interpretaciones, para lo cual debía revisar la partitura, pero la original es tan válida como las revisiones, en este caso.

    Sobre si Kauffmann entuba, aparte de la gran Schwarzkopf, te podía nombrar un montón de entubadores y entubadoras que a todos, o a casi todos, nos gustan como Anna Moffo o Kiri Te Kanawa…, pero sólo se critica a Kaufmann.

    Sobre el poco volumen vocal de Flórez, estoy de acuerdo, pero su alcance agudo es extraordinario y su línea de canto impecable. En el caso de Tito Schipa su alcance agudo era muy limitado y el volumen era escaso, razón por la cual cantaba tan a menudo en el Colón de Buenos Aires que siempre ha tenido la mejor acústica del orbe. El Covent Garden nunca quiso contratarle por esta razón y por su fama de interpretar las partituras a su manera.

    Como ya dije con anterioridad, discutir es exponer cada uno una opinión, para quedarse con la propia. Estoy seguro de que no voy a convenceros, pero vosotros tampoco me convencéis a mí.

    De todas formas que cada uno disfrute con lo que disfruta y rechace lo que no le agrada, todos tenemos derecho a ello.

    M'agrada

  30. Bueno, pues si la conclusión es que Villazón y Kaufmann son mejores que Gigli y Schipa creo que comienzo a perder el tiempo porque esto ya parece una cuestión de fe y yo, cuando está la fe por medio, prefiero no discutir. Señores, tirén los discos de Gigli y Schipa que no sirven para nada, sustituyanlos por los nuevos valores del canto que, además, están como un tren.
    La versión que pusiste de Shipa es muy mala, no sé el año, pero desde luego que es mala, ya lo dije ¿qué más quieres que diga? Es mala, mala pero no por eso deja de ser un gran cantante. Piensa que podría ser al revés.
    Tampoco me ha sorprendido que ganaran los que han ganado, visito el blog desde hace años y lo conozco, no sé si bien, pero bastante como para no sorprenderme, lo que me ha sorprendido es la claridad con la que lo han hecho y no me lo explico, seguramente es mi problema. No me escanadaliza que ganen a Schipa o a Gigli, no eran mis favoritos, me parece que vosotros sois los que queréis que me escandalice. Por enésima vez lo digo, me escandaliza la diferencia de votos respecto a los DEMÁS, sobre todo al principio cuando no conocía de los movimientos de los clubs de fans. De hecho te voy a decir lo que pensé cuando vi el concurso: “Este concurso está hecho para que gane Kaufmann”. Y te aseguro que todavía no había escuchado ni a uno. Y lo pensé porque justo unos dos días antes Colbran había hecho un comentario sobre la interpretación que Kaufmann había hecho de esta aria. No, no me sorprendió que ganara Kaufmann porque pensaba antes de ponerme a escuchar que iba a ganar él, fue una intuición. No digo que esté hecho a propósito, no quiero malas interpretaciones.
    Yo creía que el debate se había reconducido a las carreras pero me pides que diga que cuáles son las pegas de Villazón en el lamento. Te lo voy a decir desde mi punto de vista, No me gusta el timbre oscurecido artificialmente por Villazón, y aunque fuera natural tampoco me gustaría, parece “de pose”, su interpretación es demasiado alambicada, como la de los antiguos, que es lo que no se lleva, en eso rivaliza con la de Gigli y, lo peor de todo, se me hace difícilmente soportable, esos crescendos en los que se entuba tanto el timbre, si la comparo con Gigli, por ejemplo, me parece que éste, a pesar de mostrar más contrastes, tiene mejor soldadas todas las transiciones de la voz y es algo que me gusta y me deleito en ello cada vez que lo escucho, además la progresión, que en este aira es fundamental, está mejor llevada por Gigli porque Villazón si intenta buscar mayor contraste de mitad del aria para adelante se le descoloca el timbre totalmente. Por cierto, yo no vote a Gigli.
    De Alagna no tengo nada que decir, me gusta.
    Respecto a Magda Olivero, no me gusta en todo lo que canta, pero ha sido una cantante magnífica, muy musical, con buena técnica y con un talento especial para destacar los aspectos más dramáticos de los personajes, a veces metiéndola hasta el fondo y otras haciendo recreaciones extraordinarias que han dejado una huella imborrable en mi, como por ejemplo su interpretación en Risurrezione de Alfano, la grabación es en vivo y está enlatada, no la he visto en directo, pero os aseguro que cada vez que me la pongo me pone los pelos de punta, creo que es una de las grabaciones que más han influido en mi vida respecto a la forma de entender la ópera, y sólo por eso para mí es una de las grandes sopranos del siglo XX. Lo siento por el que no pueda o sepa apreciarlo. Supongo que vosotros sentiréis lo mismo por mí respecto a Villazón.
    El Norte, Joaquim, lo pone el tiempo y lo pondrá, te lo aseguro.
    Colbran, me parece que no has leído bien lo de los sollozos de Gigli, nunca he hablado de ellos como un mérito. Pero si hemos de empezar a comparar a Gigli y a Domingo te diré que no, que en eso no voy a entrar. Sabes muy bien que los defectos de cada cantante nunca se pueden considerar un mérito, se llame Gigli o se llame como se llame.
    Pues mira, lo pones muy fácil, si los juicios no los podemos poner en grabaciones apago el ordenador y me voy porque a más de la mitad de los cantantes no los he escuchado en directo. Los juicios se basan en lo que hay y milagros no nos vas a pedir. Dependiendo de la fecha a veces hay crónicas, a veces hay indicios -la interpretación de unos roles y no otros-, otras veces hay grabaciones, y en lo que hay nos basamos.
    Colbran, siento mucho que no te guste Schipa, de verdad, a mí a veces me gusta más y otras menos pero es un debate en el que tampoco quiero entrar. Seguramente entraría si adoptaras la postura contraria, la de que Schipa ha sido el mejor tenor de la historia. Entonces seguro que me encontrabas pero es que a mí me parece muy bien que no te guste Schipa, lo comprendo perfectamente, su timbre no se caracterizaba por su belleza.
    Respecto al tema del entubamiento te diré que Kaufmann no es que entube es que no se desentuba, esto lo diferencia del resto.
    Respecto al Colón como síntoma de que el que canta allí la tiene pequeña. Sabes de sobra que durante la primera mitad del siglo muchísimos cantantes viajaban a América de gira y visitaban primero el sur y luego el norte, todas o casi todas las temporadas grandes cantantes europeos lo hicieron, unos la tenían grande y otros pequeña. El Colón de Buenos Aires ha sido durante muchos años uno de los pilares de la lírica mundial, lo sabes de sobra, no sé qué hago contándote esto, y el hecho de cantar allí daba prestigio antes que manifestar carencias en la voz. Si en el Covent Garden no querían a Schipa por el tamaño o proyección de su voz, qué quieres que haga, sería un problema para los aficionados londineses, a otras no las quisieron porque estaban gordas.
    Uf… qué cansado estoy de este asunto.

    M'agrada

  31. No había leído lo de “contesta”, Joaquim, perdona, a veces escribo sobre la marcha y no soy plenamente consciente de la significación de los términos. Pero tenso no estaba aunque tengo abiertos dos flancos, aún así soy consciente de que podría tener abiertos más, así que estoy contento de estar con sólo dos flancos abiertos en In fernem Land.

    M'agrada

    • Buenos días, ya vuelvo a estar “en forma”.
      No hay nada que perdonar maac, estamos debatiendo y a veces es normal que nos pongamos imperativos. A mi el tema no me cansa, creo que no estamos diciendo tonterías, bueno alguna si pero mejor no profundizar.
      No intuyo que de lo que haya dicho yo, que se pueda deducir que Villazon o Kaufmann son mejores que Gigli o Schipa. En cualquier caso insisto que no se debería juzgar quien era mejor cantante y si en quien cantaba mejor el aria que os propongo cada mes.
      Lo que si te aseguro, es que yo fui el primer sorprendido por la cantidad de participantes y lo dije, y también manifesté mi enojo por la movilización que se estaba dando para incitar al voto, pero yo no controlo lo que sucede en el blog.
      No me gusta nada, pero nada que intuyas que la elección se hiciera para que ganara Kaufmann, si así lo pensáis todos, es mejor que deje de hacerlo. ¡Que sentido tiene votar si todo lo apaño!.
      De las versiones anteriores, no ha salido en ninguna mi cantante preferido, pero eso está bien.
      Me conoces bien maac y efectivamente, es de los que mejor conoces el blog, pero ahí no has estado atinado, te lo aseguro. Me gusta mucho más cuando das los motivos por los cuales te gusta más el lamento de Gigli que el de Villazón.
      Voy a ser muy sincero, puse la versión de Kaufmann, bajo mi punto magnífica, para que hubiera más rivalidad, pero jamás llegué a pensar que ganaría. De hecho a Colbran le comenté, que estaba seguro que aun no siendo mi versión preferida, ganaría Villazón, es más, de calle y en más de un momento lo pareció, pero el degoteo de votos para Kaufmann era imparable.
      Que esto te llegue a disgustar tanto, no me gusta, pero tampoco es para tanto. Hace muchos años que existen los 40 principales. 8)

      M'agrada

  32. colbran

    Yo mismo expuse mi sorpresa de que destacaran los dos cantantes actuales tanto por encima de los demás y con relación a los antiguos, pero creo que los fans “die hard” de ellos se movieron para votarlos. En eso no ha influído nadie, o quizás sí, involuntariamente los comentarios ayudaron a que así fuera. Por esta razón comenté que quizás sería mejor que no hubiera comentarios, si se volvía a una nueva propuesta como esta en el futuro.

    Me parece ilógico que creas, Maac, que este post se hiciera para que ganara Kaufmann, pues primero tenías que escoger quién te agradaba más, sin saber quién era. Yo, por ejemplo, no tengo ninguna de las grabaciones que Joaquim ha seleccionado y me cuesta bastante reconocer las voces. Escuché dos veces las nueve selecciones y hubo una que no me gustó nada y otra que me gustó mucho. Voté la que me gustó. Una vez había votado, me enteré de quiénes eran los intérpretes. Además hubo votantes para todos, con una única excepción.

    Es posible que los que identificaran a sus ídolos actuales los votaran sin más, sn tener en cuenta si cantaban el aria escogida mejor o peor que el resto, ése no fue mi caso. Yo no tengo discos de Kaufmann, sólo lo conozco por su actuación en el Liceu y por las grabaciones en DVD. De este fragmento de “L´Arlesiana”, tengo dos versiones de Lanza, una de Kraus y la de Tagliavini en la versión completa y, probablemente alguna más que en este momento no recuerdo, aparte de la versión pirata en DVD que tendría que comprobar quién la interpreta.

    Yo también estoy cansado de este tema. Estoy seguro, Maac, que en persona y hablándolo hubiéramos llegado a la misma o diferente conclusión sin tanto comentario y sin exaltarnos para nada que tampoco tiene tanta importancia este asunto.

    M'agrada

  33. dandini

    Estic content doncs els tres primers llocs han estat ocupats pels meus preferits.Encara que tornaré a repetir que ningú com Rolando Villazón sap transmetre el grau de descontrol emocional adient al personatge i al text.Es una autèntica llástima que un artista inmens aixequi aquest grau d’animadversió en certs amics.Com sempre crec donem massa importància al que hem llegit ,al bagatge històric-cultural.Crec que l’Òpera és un art viu ,canviant en relació als gustos de les diferentes èpoques,que ens ha d’ emocionar i de colpir segurament d’una forma molt diferent (vocal ,musical i escènicament)a la de l’època del meu avi sense que aixó sigui cosiderat una traició.

    M'agrada

  34. Mira, por culpa de esta dichosa cadena no he hecho entrada en el blog, y ahora, en vez de estar trabajando, aquí estoy leyendo los comentarios… De verdad que lo pensé, Joaquim, supongo que el acierto fue casualidad unida al hecho de que uno, a veces, es algo o bastante retorcido, para qué te voy a engañar. Me había quedado con la copla días antes porque pensé que tenía que escuchar esa versión de Kaufmann, es por ello que cuando vi de qué iba el concurso inmediatamente recordé lo de Kaufmann y entonces fue cuando la asocié al tenor, la versión y la multitud de seguidores que tiene en el blog. Claro que pensar que estaba hecho a propósito para que ganara me demuestra que a veces puedo ser muy retorcido, esto lo tengo que superar como sea. Mira por dónde ahora va a resultar que In fernem Land tiene una labor terapéutica.

    Poner un poco de sal y pimienta en el concurso tampoco estuvo tan mal. Qué aburrido hubiera sido lo de Kaufmann for ever repetido infinitamente. Lo curioso es que los votantes de éste y Villazón no llegaron a hacer campaña abierta, hubiera estado bien ponerlos en comparación destacando virtudes y defectos en uno y el otro.

    No, Colbran, seguro que no nos hubiéramos exaltado en una conversación, lo difícil que puede llegar a ser expresarse por escrito y los malentendidos que se producen al hacerlo. ¿Tú te imaginas a los tres “a grito pelao”? ¿Verdad que no? Yo tampoco, más bien partiéndonos de risa.
    Creo que hemos tocado fondo, como el paro -o eso espero-.

    M'agrada

  35. Juas maaac, comparacion entre Kaufmann y Villazon? hijo mio tu llevas la la vida demasiaod tranquila o algo? dios nos libre :-))))) Tampoco me parece q semos tanos los asiduos de Jonas por aqui, amos YO, la Kende q esta peor q yo y Emilio q no digo na :-p Los otros son ocasionales. Sigo en la misma sopresa q Joaquim con respecto al asunto y me parti un rato con la idea 🙂 No es q dude de que haya fans, por dios si los moretones de mis pies y mis costillas testigos estan de q no faltan por las puertas de salida 🙂 Pero no sabia q son tan luchadores 😉 Ni tan internautas segun mi recientes experiencias, pero bueno. Lo dicho q a mi esta particular version suya de las q ha hcho me gusta, aunque el aria en si no sea mi favorito. Y sigo pensando q Alagna encontro un bonito balance entre lirismo (Gigli) y la version desgarrada de Jonas . Y no le echeis al Gigli tanto defecto encima jooo, con lo q me gustaba a mi!

    Mira buscando una version de Corelli de lo mismo q no encuentroooo y eso q me gustaria oirla, encontre otra q si me gusta de un senor q no conocia en mi vida!

    Giuseppe CAMPORA – L’Arlesiana

    Toma ya y no lo hace na mal!

    Y de la cuestion de los llantos ya hablaremos.. aunq siento recordar que esto se llama .. Il Lamento…. o sea… 😉

    Pero si ya q en definitiva este post consacra al ganador, os he contado que el siguiente disco va de Arias de Verismo? presiento q aunque no sea ni de lejos mi repertorio favorito, va haber tanta controversa q me encontrare tomando el papel q no me mola en absoluto, de defensora 🙂
    Por cierto que alguien menciono al senor Reverter de Ars Candendi… Una peticion, si alguien en el liederabend de Jonas ve al senor susdicho me venga a buscar y me lleve a al fuerza en la direccion opuesta! Os aseguro q sera una buena decision!

    M'agrada

  36. colbran

    Vaya Hariclea has dado con un tenor que siempre me ha gustado mucho! Fue uno de los primeros tenores que descubrí, allá por los años 50, gracias a “Tosca” (mi primera Tosca), con Renata Tebaldi, en una grabación London/Decca, y a una “Madama Butterfly”, acompañado de la misma añorada soprano y con el mismo sello.

    .
    Después vino un “Simon Boccanegra” con Victoria de los Angeles, “Fra Diavolo”, etc…Joaquim sabe lo que me gusta este cantante. La única vez que cantó en el Liceu, en 1952, lo hizo con una “Butterfly”, pero a mi me faltaban dos años para comenzar mi andadura liceística. No obstante, sí que ví la película (1954) en la que él cantaba mientras otro tenor, Nicola Filacuridi, hacía “playback” con su voz. Es también la voz de Radamés en el film de Sophia Loren/Renata Tebaldi (1954). Además, en 1953, cantaba “Cielo e mar”, en una curiosa película italiana sobre el argumento de “La Gioconda”, con música de fondo de Ponchielli, pero lo único cantado era ese aria interpretada por Campora.

    Gracias, Hariclea, por recordarlo. No lo hace mal, verdad?

    M'agrada

  37. Colbran, gracias como siempre por la info!! Noo, para nada, mira si me lo puse para ver si como sus contemporaneos se pasaba con el llanto, que en lis italianos eso parecia al orden del dia y sorpendida me quede de lo poco q hace eso! Ademas me resulta muy agradable su timbre de voz muy varonil. Me recuerda un poco al Monaco pero se cuida mas cantando 🙂 Son casi sorprendentes sus agudos diria y me encanta lo llenos y calidos q resultan y a la vez se queda en un muy buen gusto sin pasarse aunque parece tener los medios. Muy muy agradable!!!

    Es lo que pasa con muchos en la musica, no? Al ser contemporaneos con famosos se les recuerda poco o apenas, aunque tambien hayan sido muy buenos cantantes. Igual q el signore Puccini arraso en su epoca y dejo en la sombra tantos compositores mas

    Mira voy a buscar mas cosas del senor porque me gustaria escuchar mas. Es de las combinaciones que me gustan mucho de voces varoniles q no se pasan de elegantes y refinadas pero que si tienen el estilo cuidado, no se si me esplico 🙂

    M'agrada

  38. Y por cierto que si alguien encuentra una version de L’Arlesiana con Corelli me avise, q me encantaria oirlo tambien 🙂 Y a la de Bjorling tambien que en youtube solo hay mezclas. Gracias!!!!

    M'agrada

  39. colbran

    Estoy completamente de acuerdo contigo, además el aria es el “Lamento de Federico” no el “Llanto de Federico”. La voz de Campora era preciosa y su canto realmente refinado. A pesar de haber cantado con todas las grandes de su tiempo: Callas, Tebaldi, Sutherland, Petrella, Freni, Stella, Carteri, Moffo, Zeani, Olivero, etc. nunca “se le subió el pavo” ni se comportó como un divo, siguió una carrera envidiable pero discreta, sin altibajos, por esta razón, sin los divismos y manías de Corelli, ni las fluctuaciones de calidad de di Stefano, o la prepotencia personal de del Monaco (que no su calidad vocal), se convirtió en el “cuarto mosquetero” de la brigada operística italiana, siendo el de comportamiento más corriente y por esta razón no es tan celebrado como sus tres extraordinarios compatriotas.

    Has escuchado la primera versión de “E la solita storia”, del Massey Hall de Toronto (1948), interpretada por Mario lanza, perteneciente a uno de sus innumerables conciertos/recitales? Te la recomiendo. La segunda versión, correspondiente a la banda sonora del film “Serenade” (1956), aún siendo válida para mí, puede resultar un poco verista, lo cual es normal porque “L´Arlesiana” de Cilea pertenece al verismo, pero Lanza evita el sollozo y lo sustituye un poco por la rabia, ya que el personaje de la ópera ve que no podrá conseguir a su amada y acabará suicidándose, tirándose por una ventana.

    M'agrada

  40. Isolda

    En el Liceu en Giuseppe Campora no sols va cantar la Madame Buterfly, la temporada 52-53 cantava Adriana amb la gran soprano Maria Caniglia.

    M'agrada

  41. colbran

    Tienes razón, Isolda, gracias por corregirme. Quizás tu lo viste, yo no. Dado que está tan vinculado a “Madama Butterfly”, olvidé este dato. Yo comencé a asistir al Liceu el 9 de noviembre de 1954.

    M'agrada

  42. KÀTIA

    A veure si rieu una mica i ens distendim,Ara escriu “la tonta” que soc JO.No sabia que el guanyador es Jonas,encara que ja dic en un comentari que m’agradat molt,li vaig trobar un to germànic però no ho volia escriure per si encara us tronchàveu més de risa.En quàn al No.8 que sembla ser es Villazón jo el vaig confondre amb Plácido.Què?? En sé tan de òpera que em moro de riure jo sola,però m’agrada,m’encanta,m’apassiona i de tan en tan sí que encerto algú com Carreras,el meu preferit.
    Ah! per cert ,Gigli ocupa un lloc privilegiat a les meves orelles.
    Que descanseu,bona nit.

    P.D. M’encanta llegir-vos em doneu vida
    BYE

    M'agrada

  43. Golaud

    Yo no sé si el tema está agotado, Joaquim, pero quería expresar mi opinión y contestarte a ti directamente por el comentario que me has dedicado, sólo puedo escribir por la noche con tiempo y por tanto no puedo seguiros a tiempo real, jeje.

    Joaquim, claro que se puede cuestionar aspectos del canto y del arte de cantantes históricos como Gigli y Schipa, se hace constantemente en todos los blogs, foros y espacios dedicados a hablar del tema, con ocasión de cada grabación, aunque no lo creas. Hoy día se sigue señalando en estas grabaciones de principio de siglo una bajada de tono, un calderón excesivo, un agudo suprimido, o lo que se quiera, pero no nos engañemos, hoy tampoco se destroza a nadie si se baja el “Che gélida manina” medio tono, Pavarotti lo hacía en sus últimos años y lo aplaudían a rabiar. Sí, actualmente se ha impuesto el rigor interpretativo y musical en todos los estilos y es casi un dogma seguir a pies juntillas los dictados del compositor y está claro que no tendrían cabida las libertades de Gigli. Pero el intríngulis de las críticas a Villazón y Kaufmann no creo que residan en la adecuación temporal o la perspectiva, sino en aspectos mucho más básicos del canto que todos utilizamos como argumentos para hablar de cualquier cantante de todas las épocas y que con estos dos no se admiten. Lo de sintomático lo decía por esto, es imposible criticar a Kaufmann y Villazón sin que salga a relucir las coletillas ya molestas tipo “criticas sólo porque son cantantes actuales”, “estás anclado en el pasado”, “no sabes disfrutar del momento actual”, etc. En la edición pasada de esta sección, en la que tampoco pude votar, salió ganadora la fantástica cantante ACTUAL Radvanovsky y no se montó ningún tinglado.
    Otro tema que me rechina es el de las grabaciones frente al teatro, como si alguien cuestionara que la ópera está hecha para el teatro, es otro tema recurrente, que saldrá y saldrá con motivo de más discusiones. Qué gran grabación la de Kaufmann cuando sale ganadora; la grabación de Kaufmann no lo retrata cuando se critica y hay que ir a verlo al teatro para hablar de emisión, afinación, legato, timbre, musicalidad, etc. como si todo esto no se pudiera apreciar en una grabación de estudio y como si todos habláramos sólo de actuaciones en el teatro.
    El engolamiento y la técnica de Kaufmann no es una obsesión, es un impedimento para que el cantante pueda brillar o por lo menos desenvolverse, donde tiene que hacerlo un tenor, que es en la zona aguda, y no hablo del do, que efectivamente ni Caruso ni Schipa tenían, y que es lo mismo que se reprocha a Domingo. Pero a ninguno de los dos se le puede reprochar sonar poco tenoril, ni a Caruso pese al color. Qué pensaría Cilèa si, asumiendo que Caruso era su tenor soñado para este papel, escuchara a Kaufmann, con un color baritonal, sí, pero con una voz siempre caída, y sin la redondez de aquel. No sé si has escuchado el Siegmund de Vickers con Kna, pero no creo que sea comparable la consistencia vocal de este Vickers joven y sus agudos por entonces solventes con el ahora también joven Kaufmann. Yo estoy de acuerdo con lo que ha expresado maac al respecto, una cosa es que haya sonidos engolados, espurios y demás, y otra es que no dejes de hacerlo y además no te sirva.

    Por último, respondiendo a Colbran, no entiendo muy bien a qué te refieres con lo de cómo podemos basar todos nuestros juicios únicamente en grabaciones, pero sé que te gusta citar a Colbran, la cantante, cuando hablas de la adecuación de sopranos actuales a la vocalidad rossiniana de ciertos papales, como el de Desdemona, y me parece muy respetable, pero entonces ni siquiera te basas en grabaciones, sino en lecturas. Repito que me parece muy bien cuando se conoce el tipo de voz de Desdemona por los estudiosos, pero entonces por qué es desdeñable el uso de las grabaciones como sistema de coordenadas para tantos otros cantantes. Por otro lado, a mí si me gusta Schipa y suelo escucharlo, y no comparto el poco valor que le das a “sólo línea de canto”, cuando tras esa línea de canto hay una técnica que le permitía representar toda la terminología que se puede aplicar a la regulación del sonido. Nemorino está escrito para un tenore di grazia como Schipa, para mí es este tipo de tenor el que nos hace olvidar que el personaje es anodino, con técnica e imaginación vocal. “Cielo è mar”, como muchas otras arias, eran impuestas en cualquier recopilatorio efectuado en esos años (cómo también se le imponía en teatro un determinado repertorio que no le iba nada, hoy se canta de todo) o es que no estamos hartos de encontrarnos el “M’appari” en todos los discos de aquellos años o, por ejemplo, qué pintaba Bonci cantando “Un di all’ssuro spazio” del Chénier.

    M'agrada

    • Golaud, si tardas en escribir medio año, pero luego argumentas así, ya me siento feliz. Gracias.
      Lo cual no quiere decir que te de la razón, tampoco es eso.
      Yo creo que no estamos tan lejos, aunque yo cuando Gigli se “arregla” las partituras no me refería a las bajadas de tono, más bien me refería a cadencias finales que se inventa para no dar las notas, que otros, con dificultades como él, se arriesgan y por ello son masacrados por la cátedra.
      No voy a gastar más teclado en justificarme y menos en hablar de Gigli, del cual siempre he disfrutado en su justa medida, o sea que de besarle no se cuantas cosas, como me indicaba maac, “res de res”.
      Hablar ahora de Vickers con toda la perspectiva no vale. En su momento fue masacrado y el canadiense tenía en su contra unos arrastres, precisamente en los agudos, muy desagradables, que por el momento no he apreciado en Kaufmann. Hablé de Vickers, al cual Kaufmann se asemeja en algunas sonoridades y en la exquisita musicalidad que lucen ambos, por ser precisamente un gran cantante con una voz y emisión difícil, que creo que es lo mismo que le ocurre al alemán. No me atrevería a decir que Kaufmann canta mal, jamás, ya que precisamente se caracteriza por ser más técnicamente expresivo que la mayoría de cantantes de su repertorio y cuerda, si para ello entuba, como lo hacían otros y otras, como comenté ayer, otros usan la máscara, el cráneo o la nariz, afeando las notas que jamás suenan naturales, como a los privilegiados cantantes, muy pocos por cierto, a los cuales la divinidad les ha dado todo, o casi, ya que algunos de ellos eran más cortos que las mangas de un chaleco y no daré nombres.
      Kaufmann frecuenta el repertorio del lied, casi más que la ópera, donde creo que se ha ganado algún respeto y su Die schöne Müllerin acaba de ganar un prestigioso premio, para ello hay que ser un buen cantante y estar musicalmente bien preparado, todos sabemos que un liederaben es la prueba del algodón y no me parece que lo haga precisamente mal. Os aconsejo su escucha, claro que siempre podéis salir con otros ilustres cantantes que lo hacían mejor y así ad libitum.
      Lohengrins memorables, ha habido unos cuantos, no tantos que conozcamos fonograficamente, pero algunos memorables están en la memoria de todos, pues yo sigo afirmando que lo que hizo Kaufmann este 25 de julio y solamente en el tercer acto, es cierto, y particularmente en la despedida del cisne, no lo he escuchado jamás tan íntimo y expresivo, tan intenso y emotivo, realmente vivido, en vez de estar sufriendo por si afina o no, por si grita, como nos hemos acostumbrado, lamentablemente con los tenores wagnerianos de los últimos….no sé, me he descontado. Esos valores, para mi son muy superiores a los defectos, que los hay y tendría que superar, claro está, pero precisamente eso que me maravilla, no lo habíamos escuchado nunca, yo en mis Lohengrin en vivo, jamás y ahora aparece uno que si, que hace cosas interesantísimas. Eso le hace mejor que Konya?, ni de coña, pero a Konya me lo tengo que poner enlatado y a Kaufmann tengo la esperanza de verlo en directo y que haga otra vez, precisamente eso que tanto me conmovió el otro día y sin duda me hace valorarlo como el mejor wagneriano en ciernes, oído lo oído estos días en la verde colina, incluido Botha.
      Yo tampoco me pondría ahora muy tozudo con lo del tenore di grazia, ya que esa es una clasificación vocal que sencillamente en la época que fue compuesta la ópera, creo que no existía.
      Nemorino lo ha cantado todo el mundo y no creo que Schipa sea el paradigma, aunque en cuestión de gustos y debilidades, es difícil argumentar para convencer. Atendiendo a lo que dice maac, que como lo ha cantado JDF ese ya es un aval para calificarlo de tenore di grazia, yo diría que en absoluto, ya que JDF ha cantado el Arturo, que no es para tenore di grazia, o el Duque de Mantua, que claramente tampoco. Santamente lo ha dejado para quien sabe cuando.
      Para mi historia particular, quedan dos Nemorinos hasta la fecha, Carreras y Villazón, mediocre que es uno y en disco es una opera que no existe, jamás la escucho.
      Bueno, me despido con un buenas noches, quizás mañana hablemos de otras cosas, siempre interesantes y de las que sin duda se aprende mucho, con tan ilustres y conocedores tertulianos.

      M'agrada

  44. colbran

    Pensaba que el tema estaba acabado, pero Golaud viene al ataque! Bienvenido Golaud.

    Como me aludes te voy a responder. Efectivamente soy muy añejo pero no tanto como para poder haber visto a la Colbran que en1823 ya hacía aguas como cantante, pero sí tengo muchísima bibliografía en que se habla de ella, de su tesitura, de su limitación en el agudo (Si de entonces) y su anchua de centro y grave, por tanto era una mezzo-soprano de las actuales, probablemente aguda. Yo nunca he hablado de si cantaba mejor o peor, ni de su línea de canto (porque evidentemente no la pude escuchar en persona ni a través de grabaciones), sino de su tesitura por lo que actualmente las mezzos agudas (Ganassi, Larmore, DiDonato, Bartoli, etc…) son las indicadas para cantar sus roles. Rossini nunca puso para los roles Colbran una nota superior al Si agudo y si muchas notas centrales y graves, que son las que podía emitir su esposa. Posteriomente cantantes con sobreagudo (institución que se dice originó la Patti, pues anteriormente a ella no se utilizaba en emisión forte, sino en pianísimo), se inventaron notas por encima del límite de la Colbran, para conseguir el favor del público y los roles de mezzo pasaron a lírico-ligeras y ligeras. Hoy se está volviendo a la normalidad.

    En cuanto a que “L´elisir d´amore” sea para un tenor di grazia, en qué te basas? En que lo cantara Schipa?
    En el siglo XIX uno de los máximos exponentes de ese rol era Gayarre, que cantaba Gioconda, Il Guarany, Lohengrin, L’ Africana, La Favorita, …Es decir que “di grazia” nada. No sé qué vocalidad tenía el Nemorino original Gianbattista Genero, pues no lo he localizado por ninguna parte y desconozco, pues, su repertorio, pero sí sé quiénes han grabado completa esta ópera: diStefano, Gedda, Pavarotti, Domingo, Vincenzo La Scola, Roberto Alagna, Rolando Villazón…y de “tenori di grazia” nada. También he visto unos cuantos, o escuchado la retransmisión por radio: Poggi, Carreras, Bergonzi, Kraus… y de “tenori di grazia” nada. Que dos tenores como Ferruccio Tagliavi y Eduardo Giménez (lírico ligeros) los puedas encuadrar dentro de la categoría de “tenori di grazia” no hace que la balanza se incline a tu favor porque entonce yo te indicaría que Enrico Caruso con su voz baritonal la vuelve a decantar hacia el otro lado donde hay mucho más peso.

    M'agrada

  45. Respecto a Nemorino como tenore di grazia yo no tengo ni idea pero hay que tener en cuenta dos cosas, que se suele utilizar como ejemplo de un rol para tenore di grazia y que lo ha cantado Flórez, y eso es significativo porque su voz cuando va más allá de lo ligero manifiesta algunos problemas, o eso dicen las malas lenguas.

    M'agrada

  46. dandini

    La forma e enfocar el aria toda en piano puede resultar deliciosa en el caso de Gigli,un cantante soberbio pero me resulta meliflua en el caso de Gedda y francamente en el caso de Schipa se puede catalogar la intervención como perfectamente olvidable.Creo que a estas alturas es fácil observar que tanto la parte musical como el texto pueden dar pie a interpretaciones que no se limiten a un fraseo contemplativo con la busqueda constante de la belleza cánora sin animo de transmitir gran cosa.(esto es hoy en dia aceptado en parte del repertorio francés como sería “En fermant les yeux “o “Je crois entendre encore” )Ningún teatro hoy en día admitiría este tipo de enfoque en un joven tenor por una sencilla razón el gusto musical del público no es el mismo que en 1930.Mi afición a la Ópera no busca ningún tipo de diferenciación con respecto al grueso del público actual(por ejemplo Anna Netrebko tiene unos cuantos defectos bien visibles pero cuando la oyes y la ves en escena te subyuga) en esto soy un espectador del montón y adocenado que sinceramente opino que me gusta mucho más la interpretación de Rolando Villazón,Jonas Kaufmann y Roberto Alagna.En un punto y a parte opino que si en una afición debemos recurrir de forma recurrente a restar 50 ,60 o 70 años para disfrutar plenamente es como para preocuparse. En mi opinión en el mundo actual la ópera me ofrece en muchas ocasiones emociones muy intensas que espero seguir teniendo en el futuro y que ninguna fidelidad a alguno de mis cantantes predilectos frenará…

    M'agrada

  47. colbran

    Maac, unamos Flórez a otros ligeros que lo hayan cantado. Y los dramáticos, lírico spintos y líricos no cuentan? Lo que pasa es que se trata de un rol tan simple que lo puede cantar cualquiera, no tiene dificultades de tesitura. Hay que cantarlo con gusto y puede hacerlo cualquier voz de tenor, a los famosos que he citado antes me remito, sea Gayarre, Caruso, Di Stefano, Bergonzi o Pavarotti, pero, indudablemente, hay que saber cantarlo bien y actuarlo mejor, para extraer un provecho digno de un personaje tan común y de una partitura tan fácil, aunque a determinados tenores (véase Filianoti) se les atragante porque requiere un buen control del fiato y utilizar sabiamente el legato, ya que la zona aguda, a no ser que se inventen notas, no es exigente, por esa razón lo grabó Domingo (no estoy seguro si la cantó aunque en la cubierta de la caja hay foto de escena), independientemente de que su rendimiento fuera mejor o peor.

    Que los “tenori di grazia” con su voz más suave sean más adecuados por lo de la “inocencia” del personaje (yo diría estupidez) no quiere decir que lo hayan de cantar sólo ellos. He citados bastantes voces conocidas y podría añadir más que no son de la cuerda ligera y que han cantado “L´elisir d´amore”.

    Sobretodo que no decaiga! Madre mía qué pasión y qué frenesí y todo porque ha salido Jonas Kaufmann favorito, entre un plantel de grandes cantantes en un aria de ópera!!!

    M'agrada

  48. Dandini, me parece que tu posición es premeditada, no sé que prejuicios tienes, a mí me es indiferente los años que han pasado desde que se grabó una interpretación, lo mismo me da que un cantante esté vivo o muerto, intento disfrutar de lo que más me gusta puesto que es, lógicamente, lo que más placer me proporciona, intentar disfrutar con lo actual por la simple razón de su actualidad me parece absurdo. En casa podemos disfrutar de un patrimonio constituido por infinidad de grabaciones y debemos sacarle partido porque forma parte de nuestro bagaje cultural, pero también porque nos puede hacer muy felices.

    Sé que como vivir la ópera en directo no hay nada y entonces me parece estupendo gozar de los valores actuales y no estar constantemente rememorando otras épocas. Pero eso no significa que debamos olvidar el pasado porque las grabaciones son un lujo reciente y plasman manifestaciones artísticas que se dieron en un lugar y un tiempo determinado, y hay que ser conscientes de que eso es maravilloso, que somos unos privilegiados porque durante generaciones y generaciones se ha desconocido lo que hicieron los que llegaron antes, ahora lo podemos conocer, aunque es cierto que de una manera indirecta y con muchísima información perdida en el camino que va desde el momento en que se emite el sonido y se graba hasta el que se reproduce.

    Hay que gozar de lo que la vida nos ofrece y como en casa no tengo a ningún Villazón que me cante pues no lo escucho, porque para ponerme una de sus grabaciones prefiero las de otros. En el teatro sí vale la pena gastarse el dinero en ir a ver a Villazón, y no para encontrar defectos, intentando disfrutar al máximo, lo malo es que a veces no siempre es así porque en la ópera, como bien sabes, se han de dar la conjunción de muchos factores para que el disfrute sea total, y eso es harto difícil. Pero no imposible, doy fe de ello.

    Colbran, como hay tanta diversidad de tenores que han interpretado Nemorino puede ser clave el hecho de que un tenor especializado en un repertorio muy concreto lo cante.

    M'agrada

  49. Joaquim, cantó Arturo en versión concierto hace poco y ya sabes los problemas que tuvo, parece ser que estaba enfermo, pero también parece ser que no lo volverá a cantar mucho más. El Duca ya sabes lo que duró, no se sentía cómodo, lo dijo él. Lo ha dejado para más adelante. Eso me recuerda una entrevista que le hicieron a Domingo hace años en la que le preguntaban: “Y bueno… el Tristán… ¿Para cuándo?” Y el bueno de Plácido, que es listo como el solo, contestó: “No lo sé. Quizás nunca”. Pero Flórez es todavía un tenor joven y es de esperar que su voz evolucione de alguna manera.

    M'agrada

  50. maac, no creo que la voz de JDF cambie mucho y por otro lado, tampoco ha sido Nemorino un rol recurrente, con lo cual, pese a la tesitura mucho más relajada y cómoda , para un lírico puro, pero con un centro vocal ingrato para un tenore di grazia, el Nemorino le pesa y no le ofrece ninguna posibilidad de subir a la estratosfera con agilidades, donde el se encuentra en su hábitat natural..

    M'agrada

  51. Dandini, si tan important és escoltar cantants actuals perquè només el seu estil sap connectar amb el públic d’avuí, també hi hauria que escoltar òperes actuals, de Sciarrino, Rautavaara, Glass o Saariaho i no eixes antigualles decimonòniques que van ser pensades per un públic de fa més de cent anys i que ja han quedat anticuades, ¿no? (Ho estic dient amb ironia, que tot hi ha que dir-ho) I si podem fer l’abstracció i gaudir de les òperes antigues, doncs també podem gaudir dels cantants antics. I de les pel·lícules antigues, i dels llibres antics, ¿o algú dirà que Ridley Scott és millor director que Hitchcock pel fet de estar viu, o que Sánchez Dragó és millor que Cervantes perquè als seus llibres apareixen cotxes, avions i ordinadors?

    Com que tinc la fortuna de que m’agrada la música de totes les èpoques, des de Monteverdi fins Hans Werner Henze, sempre m’ha sorprés com molts dels que defenen els cantants actuals i desprècien els antics es neguen a escoltar música actual. És com una paradoxa, busquen la modernitat en la interpretació però no en la composició, on gran part del públic s’ha quedat estancat en el segle XIX o principis del XX. Això no és modernitat, és només una il·lusió de modernitat.

    Jo, igual que ha dit maac, si vaig al teatre escolte el que hi ha, m’agrade o no perquè no puc triar, però si escolte un disc a casa, vull escoltar els millors cantants. Si els millors són actuals, com per exemple els Rossinis de Flórez, escolte cantants actuals. Si són antics, com per exemple l’Otello de Mario del Monaco, escolte els antics. Ara, que no em diguen que els Otellos actuals (Cura, Antonenko, Galouzine…) tenen més capacitat de connectar amb el públic que Mario del Monaco pel fet de ser actuals perquè no és així.

    M'agrada

    • M’agrada aquest comentari Titus, però jo crec que barreges la creació amb la interpretació.
      Crec que tot evoluciona i de la mateixa manera que el procés creatiu ha canviat radicalment, l’interpretatiu també ha tingut canvis notables.
      Tal sols cal veure documentals de principis de segle XX, per veure la gestualitat exagerada dels actors de teatre o cinema, i escoltar el valuosos testimonis fonogràfics dels cantants dels primers anys de l’era discogràfica.

      Tot i així estic d’acord amb tu que gaudir de les interpretacions no té data de caducitat i malgrat les deficiències acústiques de molts enregistraments, continua sent un gaudi escoltar segons quins (no tots!) cantants del passat, la qual cosa no està renyida en escoltar i gaudir dels actuals, que tenim a més a més, l’avantatge de veure’ls en directa a l’escenari i precisament recordar allò que els del passat no ens donaran mai.

      Uns no haurien d’excloure els altres, però alhora d’escoltar i triar preferències, que cadascú trii, sense escandalitzar-se per la tria d’altri, el que més li agradi i convingui.
      Us recordo que tot va començar amb els esgarips força contundents de l’allau de vots capa determinades opcions (dues).
      Són factors que determinen les valoracions, no en tinguis cap dubte, tot i que el que jo demanava en principi, era que votéssiu les propostes que us deixava, no la carrera dels cantants, o els cantants globalment. M’agrada insistir en això ja que hi ha hagut molt pocs comentaris que incidissin en els aspectes interpretatius, bon i dolents (aprenents d’Arturo Reverter, per entendre’ns) sobre les interpretacions, per altra part tan discutides.

      M'agrada

  52. dandini

    Me ha quedado claro no hay que gastarse un euro en comprarse discos de Rolando Villazón y menos perder el tiempo en oirlo(no sea caso que le vieramos alguna cualidad).Me parece que los gustos son diversos y siempre respetables pero no se me ocurre ningún gran cantante que me suscite tal sentimiento.Personalmente lo encuentro chocante.Me da la impresión que hay algún factor colateral que influye en esta actitud.Ahora me viene a la memoria la opinión de un amigo que tampoco le gusta nada porque dice que se mueve demasiado en escena.

    M'agrada

  53. Joaquim, parece que olvidas que el pasado es Tebaldi, es Callas, es Del Monaco, es Bergonzi, es Pavarotti, es Varnay, es Nilson, es Windgassen, es Di Stefano, es De los Ángeles…, todos con sus defectos y sus virtudes, pero ya también son parte del pasado Caballé, Ludwig, Gedda, Carreras, Sutherland, Horne… aunque afortunadamente estén entre nosotros. Son muchos años de grabaciones y la idea del señor cascarrabias escuchando fritura debe pasar a la historia definitivamente.

    M'agrada

    • Pues sólo lo parece maac. ¿Cómo voy a olvidar ese pasado?
      Tu sabes positivamente que no e así y yo precisamente convivo con todos, cosa que parece que algunos casos no es posible.
      No tengo problemas en oír hoy a Kaufmann y disfrutarlo y mañana también (ja, ja, ja, ja, ja), quería decir Windgassen.

      M'agrada

  54. colbran

    Creo que al nombrar Otelos se ha obviado a Plácido Domingo o es que no ha sido un gran Otelo hasta hace tan sólo 5 años? No tengo datos a mano pero posiblemente ha cantado mas veces este rol que el propio del Monaco. O es que sólo es válido el moro cantado por este último, muy bien por cierto? Pero también eran excelentes Otelos Carlos Guichandut y Ramón Vinay y más tarde Domingo. Del Monaco no tenía la exclusiva absoluta de este rol. Otra cosa es que se prefiera éste y no aquellos. Yo tengo la suerte de que me han gustado los cuatro citados.

    Sobre las óperas actuales que se estrenan y que no agradan, son los propios cantantes los que dicen que los compositores actuales escriben música contra el cantante y no para el cantante, con el consiguiente peligro de destrozar las voces. No obstante, me imagino que habrá casos en que esto no suceda, como por ejemplo con las composiciones líricas de Andrè Previn, Corigliano y pocos más.

    Efectivamente la música actual, salvo muy determinados casos, no agrada al público. Hay unos favorecidos que disfrutan con ella y yo lo celebro, pero la inmensa mayoría añoramos la melodía que es mucho más placentera que ese tipo de música que parece destinada a bandas sonoras de películas violentas o de terror y que en la mayoria de los casos se intenta que no se pueda identificar un tema más allá de 4 o 5 segundos y, consecuentemente, en su mayor parte, se estrenan y se olvidan. Por esta razón volvemos siempre a los siglos XVIII y XIX en la ópera y hasta la primera mitad del siglo XX en la música sinfónica.

    A mí también me gusta todo tipo de musica, TODO, excepto Monteverdi, lo tengo atravesado y me aburre. Como hay quien se aburre con la zarzuela, la opereta y la comedia musical y las desprecia por considerarlas géneros inferiores, cuando son tan validas como cualquier otro tipo de música, copla, flamenco, jazz y country incluídos.

    A mi me gustan los cantantes del pasado (en mi caso anteriores a 1939, año en que nací). Callas, etc. que ha nombrado Maac pertenecen a mi mejor época de adolescente y pude ver a la mayoría de ellos, excepción hecha de la citada Callas y del Monaco, el segundo porque dejó de venir al Liceu y la primera cuando vino, dado que el teatro subió al doble el precio de las localidades me negué a asistir. Yo creo que es la estupidez más grande de toda mi vida, pues en aquella época no precisaba vigilar lo que gastaba, por cuanto mis padres me daban cuanto quería.

    En cuanto a los cantantes actuales, muchos de ellos me producen tanto o más placer que los de entonces, por ejemplo Ewa Podlès (la voz más impresionante que haya podido escucar), Cecilia Bartoli, Ana Netrebko, Sonia Ganassi, Juan Diego Flórez, Bryn Terfel, Sondra Radvanovsky (que estoy anhelando ver en persona), Waltraud Meier, Matti Salminen, Pior Beczala,etc etc…, incluído Jonas Kaufmann, el causante involuntario de tanto follón.

    M'agrada

  55. Colbran, nombré sólo el Otello de Mario del Monaco porque no quería citar todos los grandes Otellos del pasado, evidentemente hay muchos y muy buenos, además de los dos que citas añadiría a Vickers y Martinelli entre los más grandes y un buen número de tenores entre los buenos Otellos, pero no pretendía hacer una lista exhaustiva, sólo poner un ejemplo de rol en el que es imposible encontrar en el presente alguien que llegue a la altura de cualquiera de estos que hemos citado entre los dos. Ojalá pronto llegue uno que los supere a todos, pero de momento lo que hay es más bien flojito. Conste, repito, que en ningún momento he pretendido adjudicar a Del Monaco la exclusividad en este rol.

    Domingo es un gran Otello, el mejor desde los años 70 hasta su retirada del papel (que por cierto, se produjo en 2001, hay un DVD editado con Nucci como Iago y Frittoli como Desdemona, que no recomiendo a nadie, por cuanto hay varios Otellos mucho mejores con el mismo protagonista en mejor estado vocal, aquí apenas puede con el papel). Dicho esto, no es mi Otello preferido, que es Del Monaco, pero no le resto importancia ni dejo de escuchar su grabación con Kleiber en la Scala, que es una de mis favoritas, con relativa frecuencia. Eso sí, no sé cuantas veces habrá encarnado Domingo el papel pero dudo mucho que haya llegado al record absoluto de 427 que tiene el florentino.

    Para que veas que me gusta analizar a los cantantes según sus características y no según su época, te diré que Ramon Vinay, el legendario Otello de Toscanini y habitual de Bayreuth durante tantos años, al que citas en tu mensaje, no es santo de mi devoción por cuanto considero que nunca dejó de ser un barítono con agudos cantando papeles de tenor y nunca un tenor de verdad. Esto implica que el pasaje lo tenía muy por debajo de lo que es natural y que su forma de alcanzar los agudos propios de tenor consistía en apretar la voz y lanzar algo más parecido a un grito, sin cobertura alguna y carente de esmalte por completo. Aún así, Toscanini consigue sacar algo bueno de él. Cito unas frases de Lauri-Volpi sobre esta grabación que me parecen muy adecuadas:

    “Toscanini era así. Si era necesario hacía cantar hasta a las piedras. Y las piedras, bajo su dirección, cantaban. Y cantaban bien. Pero cuando él se ausentaba, aquellas piedras volvían a ser a menudo insensibles piedras.”

    Incluso te diría que, comparativamente, Kaufmann me merece una mejor opinión que Vinay, pues si bien su emisión entubada me parece rechazable, al menos es un tenor que canta de tenor y no un barítono apretando la voz para lanzar agudos a grito pelado. De hecho, los agudos de Kaufmann están liberados y me gustan, ojalá liberase también sus zonas media y grave.

    M'agrada

    • Titus, Vinay també va ser un notabilíssim Tristany a les ordres de Karajan a Bayreuth, en la que segurament per a mi, és una de les millors gravacions d’aquesta òpera, amb la grandiosa Mödl de companya.
      El curiós del cas és que quan Vinay va tornar a fer de baríton, al final de la carrera, ja no era ni això i per tant el recordarem sempre com el baríton que va cantar de tenor, sent un baríton, al revés que Domingo.

      M'agrada

  56. Al final de la seua carrera fins i tot va arribar a cantar el gran inquisidor de Don Carlo, en el tema de canviar de corda ad libitum va ser un Domingo avant la lettre.

    M'agrada

  57. montserrat tur rosello

    Al-leluia, algú per fí s’enrecorda de Piotr Beczala, jo soc pro-Kaufmann peró no per aixó deixan d’agradarme altres cantans i un d’ells es Beczala al que considero un dels millors tenors de l’actualitat amb una beu molt bonica i amb un cant extremadament elegant i del cual crec que no s’en parla gaire al menys últimament, no estaria gens malament dedicarli un bloc , que opines Joaquim?. Adeu i moltes gracies

    M'agrada

  58. montserrat tur rosello

    Joaquim, moltes gracies per contestar al meu comentari tan rapidament, t’estig molt agraida per el post que m’has deixat pero jo el que comentaba es que últimament no en sento parlar gaire ,si mes no es la impresió que tinc, per cert m’ha fet molta gracia el post esmentat ja que es parla de un Faust que tenia de cantar aquesta temporada que ja ha acabat i d’aixo res de res i per la temporada vinent tampoc, seria de desitjar que no passin massas anys i com a passat amb d’altres cantans que han vingut al Liceu ja no estigui en plenes facultats (shicoff, Ramey etc….).

    M'agrada

  59. Golaud

    Colbran, ¿qué tiene que ver que Domingo o Poggi hayan grabado Nemorino para definir la vocalidad de este rol? ¿Es que Caballé sirve para definir la vocalidad de Gioconda porque la ha grabado? ¿o el mismo Domingo el de Edgardo?.
    No sé si se está asimilando el “tenor di grazia” a un simple tenor ligero, pero cuando se habla de este tipo de tenor, se está haciendo referencia, a un tenor de voz flexible, con capacidad para crear sonidos suavísimos y mórbidos, de emisión ligera pero no neceriamente un ligero puro, de acentos matizados y exquisitos, etéreos, con gran capacidad para la regulación (sfumature, messa di voce, etc) o por lo menos eso pensaba, tampoco soy un doctor de estos temas, parámetros que están dentro del belcantismo decimónónico del que no escapa Nemorino. ¿De qué otra forma se puede si no, sublimar, un personaje tan dramáticamente anodino como el de Nemorino si no es con una pureza vocal propia de ese siglo que conocemos también por los estudiosos? Que ahora no exista ese tipo de cantantes, no significa que no hayan existido.
    El estilo de Kraus conecta directamente con este tipo de canto cincelado, así que algo habrá que concederle.

    M'agrada

  60. Tenemos que abrir un debate sobre L’elisir d’amore porque ahí hay mucha tela que cortar, es una de mis óperas preferidas de Donizetti y todo el mundo la pone a caldo.

    M'agrada

  61. No te preocupes que yo tengo uno en la recámara, no vamos a comparar L’elisir con La cenerentola o L’italiana in Algeri, con sus Mustafás y sus cosas ¿verdad?

    M'agrada

    • Por supuesto, ni se me ha pasado por la cabeza compararlas.
      Donde vas a parar, que va, que va, que veo el anzuelo pero no pico.
      Que alguien coja el testigo de los posts conflictivos, que yo necesito un poco de reposo.

      M'agrada

  62. Habéis ido dando acumulaciones de datos, cifras y valoraciones nota a nota, pero, desde mi punto de vista, no habéis sacado conclusiones propias ni habéis hecho abstracción de lo que decís, como conjunto.
    En primer lugar, se me ocurre que habría que establecer una dictomía entre partitura e interpretación. Al margen de que me pregunto si alguno de vosotros ha interpretado alguna en un escenario.

    Al hilo de vuestras intervenciones he pensado que la partitura es un objeto con signos. Es muda. No dice nada. Es igual a otra partitura de la misma pieza. Está muerta y no dice nada hasta que alguien la dice. Sólo cobra vida al ser leída e interpretada. Hay muchos símiles: un jarrón con flores es un objeto también. Objeto que, presentado a dos pintores o a 20 pintores, se convierte en dos o 20 cuadros distintos sin que la ‘realidad del jarrón’ haya variado. Entonces deberíamos preguntarnos qué tipo de “cosa” es esa partitura, que “vive” solamente gracias a la interpretación. La partitura, como el jarrón y como en general todo en la realidad, es interpretable o no es. Si convenimos en que la música es un lenguaje, no se puede juzgar como la suma de notas, o en el caso de la lengua, como una suma de fonemas, fonemas que, como las notas, cada quien enuncia a su manera (a esto se le llama idiolecto). Cada intérprete enuncia su lectura de manera distinta, y cada nota (igual que cada fonema), es enunciado de manera distinta. Obviamente, esas notas pasan a la frase musical (o a la frase verbal oral o escrita) con un estilo distinto, ese estilo todavía se hace más personal cuando pasamos a la obra entera (canción, aria, como queráis llamarla), que sería, en el plano de la palabra, el discurso, y más complicado todavía se vuelve cuando contemplamos la ópera entera y más la carrera del intérprete como un todo, que vendría a ser la opera omnia, o la suma de los discursos de toda una vida. Me ha dado la impresión de que algún tertuliano percibe el canto como una sucesión de notas y no como un mensaje que es lenguaje y que, como tal, es enunciado por cada cantante o músico desde su perspectiva, voz, psique, concepción del mensaje enviado.
    De ese modo, decir que una partitura se debería cantar así o asá contradice la característica principal de la música, que es su ser interpretable. Evidentemente, no hablo de inventar lo que no está en la partitura, sino de la característica profundamente individual de la enunciación de cada uno respecto de lo escrito.
    A esto habría que agregarle que ni siquiera el mismo sujeto, al repetir el mensaje o la canción, la enuncia de la misma manera. Esto se puede observar claramente cuando se produce un bis (acabo de oír el bis de Villazón en su Nemorino de Viena y es de cajón observar que ambas enunciaciones son distintas, es una obviedad).

    Después, habría que considerar si decidimos que la ópera es un sonido (o es música), o si es representación. Las variables que aparecen si la consideramos representación son infinitas, y por tanto, muy difíciles de analizar. En ella intervienen tantos factores como queramos agregar. Sin ir más lejos, interviene la voz, la presencia escénica, las otras voces, las otras presencias escénicas, la escenografía, la dirección de orquesta, la orquesta con todos sus músicos y todos sus estilos personales, etc., Aquí ha salido el tema en forma instintiva, cuando algunos han dicho “en un teatro lo escucharía probablemente embelesado, pero no oiría su disco” (a algo así, cito de memoria). Y ahí claro, veríamos que habría que distinguir entre grabación y representación en vivo. Alguien más ha agregado que aunque haya otras voces mejores que la de un cantante en particular, o mejores interpretaciones del sonido, la suya como representación, es inolvidable ( de nuevo, cito de memoria). Aún sería interesante analizar otra cosa, o al menor, tenerla como central al analizar el canto. Entraría, en el caso de las grabaciones, el análisis de la tecnología utilizada en cada caso o al menos, en cada época. En el documental de la BBC también mencionado en otro lugar de este blog, presentado por Villazón, éste graba su voz en un cilindro de cera para mostrar cómo funcionaba el artilugio. La voz resultante no es la voz que escuchamos, no es Villazón: es una voz que tiene un color completamente distinto. Esto me lleva a pensar que las voces antiguas que escuchamos no son las voces que escucharon nuestros abuelos. Por tanto, lo que estáis juzgando no es exactamente, el sonido. Es el sonido de las voces antiguas mediado por la tecnología de la época en que fue grabado.

    En fin, a mí esta polémica post-concurso me ha hecho pensar en muchas cosas, pero no quiero cansaros más, si es que por milagro habéis llegado hasta aquí. Solamente me resta decir que me alegro mucho de que R.V. no lo haya ganado, porque entonces sí que la cosa se habría puesto, como dice Joaquín “conflictiva”.

    Por supuesto, felicito al Sr. Kaufmann, ganador del mes de agosto.

    Finalmente, permitidme que, con todo cariño, os deje unas palabras de Pascal Quignard, músico y escritor:

    “La musique commence par murmurer à la oreille de celui qui l’aime et qui s’approche du chant qui l’enveloppe, où il consent à perdre son identité et son langage: Souvenez-vous, un jour, jadis, on a perdu ce qu’on aimait. Souvenez-vous qu’un jour vous avez tout perdu de tout ce qui était aimé. Souvenez-vous qu’il est infiniment triste de perdre ce qu’on aime”.

    Boutès, Galilée, Paris, 2008 (p. 79).

    Saludos.

    (P.D: ya ves, Joaquim, que al final me decidí a poner algo acá).

    M'agrada

    • Y te lo agradezco enormemente Gabriela.
      En primer lugar por comentar.
      En segundo por argumentar, con puntos de vista diferentes a los expuestos hasta ahora.
      En tercer lugar por hacerme pensar, en vez de contestar inmediatamente.
      Solamente me apena que un comentario de esta categoría y profundidad, esté al final de la cadena, cuando quizás mucha gente ya se ha fatigado del tema.
      Muchísimas gracias i un petó

      M'agrada

  63. Toc, toc!… Que es pot passar?… No sóc la Vicenteta, eh?, que sóc l’Assuret… Només volia dir que a mi… d’això… Vull dir… Bé, vaja!, que “L’elissir…” m’agrada molt!

    Ja callo, ja callo… 🙂

    M'agrada

  64. anna

    ASSUR, a mi també m’agrada molt L’Elissir i moltes altres òperes. Potser degut als meus limitats coneixements operístics la majoria de vegades m’ho passso força bé.

    No hauria dit mai que aquesta votació del tenor del mes s’allargaria tant amb opinions tan acalorades.

    Amb tot el meu carinyo i l’admiració que tinc per tots vosaltres us voldria dir que a vegades els arbres no deixen veure el bosc.

    Bones vacances.

    M'agrada

  65. Anna: En som molts els que ens agrada “L’elissir…”: Les vegades i vegades que jo canto allò de “Como Paride vezzoso, laralarala, a la piu bella…” 😉

    Joaquim: Tal i com ja et vaig explicar després de saber els resultats del joc on s’havia de votar el millor Felip II de “Don Carlo”, jo ja sabia de bell antuvi (ho sento si sembla un pèl rebuscada, però m’encata aquesta locució) que, si hi havia entre les opcions qui m’imaginava que hi hauria, el votaria i, com que hi era, doncs el vaig votar immediatament…, sense gairebé haver escoltat les altres versions, fins al punt que les que no tenien gaire bon so les vaig passar bastant per alt, i per aquest motiu després vaig adonar-me que entre les altres opcions hi figurava la d’un altre cantant que, des que em vaig introduir al món de l’òpera, el tinc dalt d’un altar.

    He estat en diferents jurats de premis literaris i mai no he deixat de llegir ni un sol dels treballs que s’hi han presentat, malgrat saber, com aquell qui diu ja des de la segona línia, que molts d’ells no passarien ni de la primera votació, tot al contrari, doncs, del que vaig fer amb el que explicava abans, amb la qual cosa vaig haver de reconèixer, avergonyit (sí, sí: fent tanta conya marinera com vulguis, però la processó m’anava per dins) que no havia actuat com un bon jutge.

    Ja sé que potser algú pensarà que no n’hi ha per tant, que què punyetes s’empatolla ara aquest tot parlant de remordiments si, al cap i a la fi, es tracta d’un joc que, a part de distreure, serveix, també, per aprendre…, i aquí és on volia arribar: per aprendre, i és que, per aprendre, s’ha de saber -i voler!- escoltar, i si he fet aquesta mena de confessió pública no és per una altra cosa que la d’haver-me sentit aquesta vegada satisfet amb mi mateix pel fet que, tot i agradant-me moltíssim, però moltíssim, el guanyador, vaig estar dubtant entre quin dels dos que m’havien agradat més que no pas ell acabaria votant, i vaig acabar votant el qui m’havia agradat més

    Jo no sé fins a quin punt poden influir (parlo per mi) els diferents comentaris que els infernemlandaires van abocant durant els dies en què la votació està oberta, ja que si bé m’agrada llegir què hi diuen les persones que crec que amb els coneixements musicals que tenen aporten informacions que sempre em resulten interessants, això no vol dir que coincideixi amb elles pel que fa als gustos, doncs hi ha músics, cantants i òperes que moltes d’aquestes persones tenen en els seus altars personals i que, en canvi, no són sants de la meva devoció.

    Creu-me que si entre els infernemlandaires més o menys habitualment comentaristes n’hi ha un de dispers i amb pocs coneixements de música, aquest sóc jo, i és precisament per això que tant m’agrada llegir els parers dels qui en sabeu, tot i que admeto que també em desagraden segons quines formes d’expressar-los, però, en fi, ets tu qui es trenca les banyes per a dur a terme aquest joc i ets, per tant, tu qui posa les normes que creu més adients, unes normes que, si no m’agradessin, no jugant-hi ja estaria al cap del carrer.

    Vaig arribar a témer, de debò, que se t’acabessin les ganes de continuar amb aquest joc, pel que celebro que, encara que sigui amb noves normes, el continuïs.

    Una abraçada!

    “Como Paaaaride vezzoooooso, laralaralaaaa, a la più bel·la…” (Amb la “l” ben geminada, àpala!) 🙂

    M'agrada

Els comentaris estan tancats.

%d bloggers like this: